“Triple Frontera” es una buena película de acción, ni más ni menos

triplefronteraA veces con un buen adjetivo se resume toda una película. Este pasado miércoles se estrenó en Netflix “Triple Frontera”, una superproducción de la plataforma de streaming que incluso tuvo su premiere internacional aquí en España, concretamente en Madrid y que contó con la presencia de Ben Affleck, Oscar Isaac, Charlie Hunnam, Garrett Hedlund (solo faltó Pedro Pascal) y su director JC Chandor. Todo un despliegue para esta producción original de Netflix que no pasa de ser una buena película de acción. Con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva.

En “Triple Frontera” un grupo de antiguos operativos de las Fuerzas Especiales (Ben Affleck, Oscar Isaac, Charlie Hunnam, Garrett Hedlund y Pedro Pascal) se reúnen para planificar el asalto a la casa de un importante capo de la droga. Pero desgraciadamente, los planes nunca salen como cuando los ideaba Hannibal Smith y estos cinco amigos deberán hacer frente a diferentes peligros para salir vivos y con el botín intacto.

Estamos ante una película de atracos sí. Pero con un tono adulto que no se rinde a las nuevas modas en el cine de acción que lo intentan acercar al universo del cómic. Donde impera el bullicio, el montaje hiperbólico y la pirotecnia desenfrenada. Aquí “Triple Frontera” es todo lo contrario.  El film de Chandor (que iba a ser dirigido Katryn Bigelow) retoma el estilo más clásico del cine de acción, del que hasta no hace mucho se estrenaba todas las semanas en los cines. Con un reparto plagado de testosterona, pero no os engañéis, esta película no tiene nada que ver con la saga de “Los Mercenarios”.

triplefrontera2En “Triple Frontera” destaca en primer lugar Oscar Isaac (Star Wars: El despertar de la fuerza), cuyo personaje es el desencadenante de toda la acción. Es el único que permanece en activo como asesor de las fuerzas policiales locales y tiene una cuenta pendiente con Lorea, el capo de la droga local. Es el que convence a sus antiguos compañeros de llevar a cabo la misión que cada uno realizará por una razón. ¿Sólo es el dinero el que los lleva al interior de la selva boliviana? El trasfondo aparente es el dinero evidentemente, pero estamos ante cinco hombres, que han combatido juntos que no sólo han sido compañeros de armas, sino que son amigos. Y es su interrelación, la química que trasmiten entre ellos lo que hace creíble todo lo que iremos viendo a lo largo de la película.

Tras Isaac destaca sin duda Ben Affleck (si, no estoy de broma). Su personaje realmente es sobre el que girará todo lo que vaya ocurriendo a lo largo de todo el metraje. Y aunque sigue siendo un actor con sus limitaciones, si consigue transmitir la melancolía y el hastío de alguien que ha terminado harto de todo lo que ha visto en combate y que no ha sabido adaptarse a la vida civil. Él es el planificador del grupo. Es por él realmente que los demás se convencen de internarse en la selva y asaltar (vale, digamos que atracar es la palabra adecuada) la casa de Lorea. El trío que completa el grupo (Hunnam, Hedlund y Pascal) son los complementos perfectos de la acción, formando un todo que le da cohesión a este “grupo salvaje”.

triplefrontera3Con un guion que sabe explotar la relación de los cinco compañeros de armas, “Triple Frontera” mantiene el ritmo de las producciones de hace unos años, salvo cuando la misión se culmina y hay que decidir hacia donde dirigirse. Es ahí cuando todo lo que bueno que habíamos visto hasta ese momento se viene abajo. Y aunque hay ciertos momentos en que el tono se recupera, al final el film pierde sus virtudes en favor de un camino que no lleva a ninguna parte. Y aún con esa segunda parte en la que la película pierde fuelle, la producción sigue manteniendo su estilo sólido y clásico. Sin coreografías a cámara lenta, sin explosiones gratuitas ni encuadres imposibles. Ante todo, cine de acción puro y duro. Cine comercial sí. Pero también con tiempo para hablar del trato a los veteranos, de las secuelas psicológicas que sufren los soldados y el papel de los contratistas independientes, en esas guerras contra la droga que llenan los bolsillos de unos pocos.

¿Se puede decir entonces que “Triple Frontera” es una buena película? Sí. ¿Merece la pena verla? Desde luego. ¿Nos acordaremos de ella pasado el tiempo? Desgraciadamente no. Y es que a pesar de estar más cerca de ese magnifico cine de acción de los sesenta y setenta representado por clásicos como “Los profesionales” o “Grupo Salvaje”, que de las estridencias y los excesos visuales de Michael Bay, “Triple Frontera” se queda a medio camino de ninguna parte. Con una primera hora magnífica, donde los personajes forman parte de un todo, donde la acción no decae, incluso durante los preparativos de la misión. El problema viene en su segunda hora en la que todo queda bastante desvirtuado. La sensación de que estamos en una huida hacia delante si nada preconcebido es palpable. Y aunque la película no se hace pesada en ningún momento, esa segunda parte del film lastra el resultado final que podría haber convertido a “Triple Frontera” en un clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>