Stanley Kubrick: una vida dedicada al cine (I)

kubrick19El pasado 7 de marzo se han cumplido veinte años del fallecimiento de Stanley Kubrick, uno de los más grandes directores la historia del cine. Para conmemorarlo, desde mundoplus.tv os traemos un especial de varias entregas dedicado al director británico, responsable de títulos míticos como “2001: Una odisea en el espacio”, “Espartaco” o “Senderos de gloria”.

Toda una vida dedicada al cine

Stanley Kubrick nace en Nueva York el 26 de julio de 1928. Perteneciente a una familia judía de clase media alta comienza desde muy joven con una de sus mayores pasiones: la fotografía. Tras no conseguir entrar a la universidad, Kubrick comienza a publicar excelentes fotografías en la revista Look, llegando a convertirse en los años 40 como el “niño prodigio de la fotografía americana“.

kubrick2blog19En 1951 realiza su primera experiencia fílmica, un cortometraje basado en los preparativos de un combate de boxeo. Aunque no es hasta 1953 cuando consigue filmar su primera película gracias a donativos provenientes de amigos y familiares. Bien es sabido que Kubrick llego a devolver todo ese cuantioso préstamo.

Es imposible definir a Stanley Kubrick en una sola palabra. Quizás estemos hablando del director cinematográfico más meticuloso y detallista respecto a sus propias películas. Kubrick es de carácter pesimista y ante todo realista; vive en una sociedad capitalista en la que el dinero se convierte en el actor principal, de ahí su constante intencionalidad de combatir este sistema.

El cine era su vida. Trabajaba alrededor de 16 horas al día, sin vacaciones ni un solo respiro, se conoce que una de sus últimas vacaciones las paso en Normandía junto su mujer en 1962, todo ello para visitar los lugares del desembarco y los bunkers construidos. No paraba de controlar todos los aspectos de sus filmes, llegando a gozar de una minuciosidad increíble. Para Kubrick (según palabras textuales) un día de descanso era aquel en el que podía verse alrededor de tres películas.

Su relación con los actores se mostrada cordial pero a la vez inflexible. Sus desavenencias con actores de renombre tales como Marlon Brando o Kirk Douglas son de sobra conocidas. Como anécdota que definiría este apartado es la que conto Sue Lyon (dulce protagonista de Lolita). Sue Lyon tenía como costumbre montar a caballo a diario, al enterarse Kubrick, este la llamo y la dijo:”Si te tira el caballo, procura caerte de espaldas, para que no se te estropee la cara”. Toda una declaración de intenciones.

A la hora de definir su estilo cinematográfico, que mejor que la comparación que estableció el director neoyorkino. El propio Kubrick definió hacer cine como algo similar a jugar al ajedrez. Deporte de estrategia al que hizo referencia en muchos de sus filmes. Como causa principal que le animo a hacer películas fue la cantidad de malas películas que veía, algo le decía que podía hacerlo mejor que los demás.

Considerado mejor persona que cineasta, Stanley no dejó indiferente a nadie que pudo llegar a trabajar con él durante tantos años de dedicación absoluta hacia el cine.

Duros comienzos en el mundo del cine

Stanley Kubrick se consagró poco a poco como uno de los fotógrafos de moda de la revista Look (muy en la línea de la revista Life), todo ello mientras vivía ganándose el dinero con partidas al ajedrez. Fue enviado por la propia revista a cubrir un reportaje gráfico sobre el boxeador Walter Cartier –mismo protagonista de The day of the fight, su futura película-. Kubrick tras dos años de ahorro y sucesivo trabajo filma The day of the fight (1951) reportaje gráfico sobre la vida del boxeador y el combate, con victoria de Cartier sobre Bobby James.

No fueron unos comienzos fáciles para el director, que decide volver a arriesgarse con Flying Padre (1951), un documental sobre un cura con muchas parroquias a su mando, por lo que deberá coger una avioneta llamada el “espíritu de San José”. Este corto dura tan sólo 9 minutos y fue catalogada por el propio Kubrick de “tontería”. Una reliquia.

Con de The seafarers (1953), Kubrick rodo su primer trabajo en color. Incluso ya había abandonado su trabajo en la revista, dedicándose de lleno a la industria del cine. El director denegó en varias ocasiones hablar de este documental. Perfeccionista ante todo.

fearanddesireAunque si tuviésemos que destacar una película en sus difíciles comienzos, esa sería Fear and Desire (1953) y rodada por Kubrick con 22 años. Esta película quiso ser destruida por su propio director, debido a su poca calidad, no técnica sino argumental. La cinta ofrecía un detallismo absoluto en planos y aspectos técnicos. No es un buen filme, pero si un gran borrador de la posterior carrera de Kubrick.

El guion escrito por su amigo Howard Sackler, está basado en un grupo de soldados que quedan atrapados en líneas enemigas sin posibilidad de recibir ningún tipo de ayuda. Necesitó la ayuda económica de familiares y amigos, además de colaboración en el equipo técnico como fue su mujer Toba Metz, matrimonio que rompió el trabajo conjunto del filme.

Fear and Desire supuso un aluvión de buenas críticas a pesar de su bajo nivel de taquilla, lo cual no impidió que varios críticos y expertos augurasen un gran futuro para el director. Tenían razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>