“Crónicas de Navidad”: la película navideña con el Santa más irreverente

cronicasnavidadLlegados a esta época del año los polvorones empiezan a inundar los supermercados y, como no podía ser de otra forma, las películas navideñas llegan a nuestros televisores. Crónicas de Navidad es la apuesta de Netflix para cubrir ese mercado. Al sentarnos a ver este tipo de película sabemos exactamente qué nos vamos a encontrar: no vamos con muchas expectativas y por tanto es difícil llevarse una decepción. En este caso nos encontraremos todos los tópicos y clichés esperados, pero también lo haremos con un toque diferencial: un Santa Claus irreverente.

La historia nos muestra a dos hermanos con perfiles muy diferentes: Kate Pierce (Darby Camp) es una niña cándida, ingenua y con un ferviente deseo de establecer lazos con su hermano mayor, y un adolescente algo gamberro y cínico que no quiere saber nada de ella. Un día, Teddy Pierce (Judah Lewis) se ve chantajeado por su hermana menor para grabar a Santa Claus (Kurt Russell) entrando por la chimenea, y ese será el disparador no sólo para poner en peligro la navidad, si no también para vivir una serie de aventuras que convertirán a Teddy en un verdadero creyente navideño, fortalecer la relación fraternal y resolver los conflictos familiares pendientes.

El Santa Claus que nos encontraremos le da un toque de aire fresco a un género que, por definición, es empalagoso. Así es como seremos espectadores de persecuciones a gran velocidad, y veremos al mítico personaje entre rejas, después de un encontronazo con la policía. Su preocupación por cómo es representado en los carteles publicitarios o su negación a reproducir el conocido “oh oh oh”, le dan una vuelta de tuerca para representar de forma moderna, al personaje que todos tenemos en el imaginario colectivo.

Con un Santa fuera de combate (retenido por las autoridades) y unos regalos desaparecidos, Kate y Teddy se verán en la difícil situación de tener que rescatar la Navidad, antes de que todos los niños del mundo se levanten por la mañana a ver qué les han dejado bajo el árbol.

No es una película que recordaremos toda la vida, ni que nos deje un gran mensaje, es una película navideña que olvidaremos en cuanto apaguemos el televisor, pero cumple su función y para pasar un rato en familia puede llegar a ser una opción aceptable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>