#NocturnaMadrid2018 | Mujeres duras de matar en la segunda y tercera jornada del VI Nocturna Madrid

ghostland2

Es miércoles en el Nocturna y a pesar de ser el segundo día, uno se siente totalmente inmerso. El tiempo pasa más rápido aquí, como en una casa embrujada. No hay descanso, este festival te abraza como una boa constrictor y te lleva a su madriguera. Por la mañana, se programa la masterclass de Don Mancini “Creando un icono del terror”, que más que un taller para guionistas, se torna en una entrevista inquisitiva sobre su disputa con Tom Holland acerca de la autoría de Chucky… Fuera de salseos, el segundo día promete con una intensa presencia española en cortometrajes.

Inaugura el día Amancio Vampiro de pueblo, con la presencia de su equipo, y de Carlos Areces entre el público, un asiduo del festival. Amancio es el típico anciano que ha visto morir a todos sus vecinos y es el único que queda vivo en uno de los muchos pueblos fantasma de Castilla. Ser vampiro inmortal ayuda a aguantar más que el resto. Lleva una existencia anodina, entre tragos de anís El Mono y la vida contemplativa de los habitantes rústicos. Unos familiares lejanos aparecerán desde la ciudad, cómo puede ser si no, para reclamar una herencia. Amancio se verá en el conflicto de entregar su residencia, o convertirla en su castillo de Bran. Una pieza costumbrista apoyada en los clichés de campo, de trama tan interesante como una casa rural destila lujo. El vampiro gañán no se diferencia del abuelo de pueblo solitario, hijo de hermanos, quedando la vertiente sobrenatural inexplotada totalmente… Lo mejor, la canción original de los créditos. Si hubiese pagado por ver esto estaría enfadado.

Es práctica común colocar el corto más flojo con la mejor película, para dar un cómputo final positivo y que la gente no queme el cine. Es tal que así con Aterrados, un film argentino sobre fenómenos paranormales en un barrio residencial. La casuística es tan poderosa que infecta varios chalets vecinales… Y sus inquilinos empiezan a morir. Una fuerza verdaderamente maligna que desluce a cualquier otra película de investigación. Ante los primeros fenómenos, el agente Maza pide ayuda a un amigo forense, que trae consigo una banda de parapsicólogos. Durante la investigación, el espíritu actúa de forma muy perturbadora, y se vuelve más y más violento. Como formato, parece una adaptación argentina de Expediente Warren, cogiendo sus mejores elementos, pero más profunda y visceral. Las situaciones propuestas causan terror genuino, resultan muy originales, (no explotadas por Hollywood) quizá influenciadas por el realismo mágico sudamericano. Mencionado esto, el pavor no está apoyado simplemente en estímulos sonoros y sustos puntuales jumpscares, la ambientación sonora es excepcional. Durante escenas completas, es difícil discernir si tienes miedo de lo que ves, o solo por emoción sinestésica musical.

aterrados mecago

Las actuaciones son verosímiles y los personajes redondos, con debilidades con las que empatizar en varias ocasiones. Aquí no hay superhéroes, cazafantasmas con armas secretas ni americanadas. Los espíritus monstruosos que corren por los pasillos, que se esconden debajo de la cama… son criaturas de tiniebla a caballo entre necromorfos de Dead Space y los zombies de la española Rec, combinación más que efectista para cortar el aliento. Una de las pocas ocasiones en que el título hace justicia al contenido de la obra, pues consigue de verdad asustar.

Continuamos con el siguiente corto español, La guarida. Un hombre conduce bajo la lluvia y encuentra a una chica ensangrentada en el arcén. La ayuda y acude al bar del pueblo más cercano para socorrerla: La guarida. Allí sus habitantes intentan averiguar qué le ha sucedido, hasta que le atribuyen un crimen acaecido esa misma noche… El conductor que la ha socorrido se verá en el dilema de enfrentarse a la ira del pueblo, convertido en Fuenteovejuna, o huir como un cobarde y dejar hacer. Con reminiscencias al tono de Perros de paja, La guarida es un western de la España profunda tan intenso como realista.

la guarida

La presencia española se intensifica con la película The invocation of Enver Simaku. Un falso documental, rodado en inglés, sobre una ola de asesinatos en un pueblo de Albania, convertido en Puerto Hurraco soviet. Un periodista comienza a indagar, entrevistando a testigos y vecinos del pueblo. Todos aluden a la criatura mitológica Kukuth, una especie de demonio que posee a su portador y actúa a través de él. El documental plantea una visión sociológica muy interesante del esoterismo, analizando este ser del folklore albano como una metáfora del miedo al fin del comunismo; con el colapso del gobierno, muchos vieron peligrar su futuro y su modo de vida, y el Kukuth atacó… pero este análisis es pronto desechado por algo más simple. El fondo queda vilipendiado por la forma, con una narración 90% de voz en off, 10% de acción, unas interpretaciones con la emoción del meme They’re eating her and then they’are going to eat me, y la convergencia de hasta 3 idiomas en el film: la presencia intradiegética de la figura del intérprete retrasa las traducciones, y alarga innecesariamente la acción. Como cuando hablas con alguien tranquilamente por Whatsapp y se pone a grabar una nota de audio: a toda esta gente, tardáis más que escribiendo.

Finaliza el día con el último del trío de cortometrajes españoles, es Lobisome. Los baños del aeropuerto son el escenario elegido para la venta en plan estraperlo de un maletín. ¿Contiene drogas, armas… biológicas? Todo a la vez, el virus que te transforma en hombre lobo. Una demo de violencia licántropa con homenaje a Paul Naschy y algún actor de TV famosillo y ya. Ni la proyección en plena luna llena le hace pervivir más allá de la pantalla.

what keeps

Lobisome precede a What keeps you alive. El título hace referencia a un lema entre cazadores: solo mata aquello que te mantendrá con vida. Dos chicas casadas van de retiro a la cabaña del bosque de su infancia. Las vacaciones se verán truncadas con el cambio repentino de una de ellas: ese lugar, los recuerdos que le evocan, despiertan una parte dormida desde que huyó de allí. Un brote psicótico en el que pretenderá dar caza a su pareja con intención lúdico-festiva, contraviniendo el mantra familiar. Un juego de ratón contra el gato en el que se abusa de la resistencia, casi inmortalidad del cuerpo humano. Los cazadores son perfiles peligrosos de todas maneras, en un apocalipsis zombie son de ayuda, pero si reñís, sabrá rastrearte y dispararte. What keeps you alive presenta una subversión de roles interesante en la pareja lésbica: la chica velluda, masculinizada, butcher, de estética tomboy es la víctima, mientras que la más femenina disfrazada de delicadeza es la parte violenta. Un recordatorio de que la feminidad también mata, como vimos en Heridas abiertas.

hes out

Encadenamos el jueves con He’s out there, ¡otro thriller de cabañas! Una familia va a pasar el típico puente en su casa de campo medio abandonada que visitan una vez al año. Un arquetipo del imaginario americano que no se quema. El marido abandona a las chicas a su suerte, y lo que deberían ser unos días agradables se convierte en un infierno. Acosadas por un maníaco que de primeras adopta la estrategia de parecer una bruja o una entidad sobrenatural del bosque, la nueva diva del terror Yvonne Strahovski (en la sala el personal gritaba admirado ¡es Cersei Lannister! *risa de cuñado. No iletrados, es Miranda Lawson, de Mass effect, te amo Yvonne) tratará de proteger a sus hijas a toda costa. Por momentos, parece la fábula de Hansel y Gretel que traspasa las páginas, con elementos de cuento turbio de los hermanos Grimm -cordeles, tallas de madera, sorpresa en la merienda con esputos incluidos…-. El miedo llega bien construido, ya que se logra la sensación de no saber qué va a pasar, ni si la amenaza es real o sobrenatural… La seguridad del hogar se ve violada por los cristales rotos en múltiples ocasiones, un sonido científicamente testado que siempre asusta. La tríada femenina de protagonistas luchará por alzarse exitosa, como en La noche de Halloween. Parece que con el feminismo, las víctimas no lo son más, y estamos viendo una ola de asesinos siendo contraatacados por sus scream queens.

El pase fuerte del día lo presenta Cariño, OTRO corto español sobre la violencia de género, y el primero con ayudas del ICAA (interesante que se marginen las piezas de género fantástico por no incluir propaganda afín, pero supongo que que cumplir la agenda NWO tiene preferencia). Macarena Gómez sufre violencia doméstica y pide auxilio a una vecina, que le pasa un poco de ponzoña para que envenene a su marido. Un capítulo de Amores que duelen con final feliz. Mujeres de España, cárguense a sus esposos con tejo, que no deja rastro, al angelito se le cortaría la digestión, qué disgusto, ¡era tan joven!

Con Ghostland, la sala se llena por primera vez desde la inauguración. Interesante que se ocuparan hasta las butacas VIP (el suplemento no lo paga ni Perry), pero descubrí que en las películas del festival, elegir estas butacas en tu entrada es GRATIS, así que corred insensatos, apunten esta información para el futuro.

ghostland

La cuarta película del director de Martyrs, Ghostland es un apasionante ensayo sobre el estrés post traumático. Una madre y dos hijas se mudan a un pueblo nuevo, y nada más llegar, son seguidas por un par de tarados que asaltan su casa y las agreden salvajemente. La joven Beth, una ávida escritora, consigue escapar, y publica la historia autobiográfica convirtiéndola en un bestseller. Sin embargo, el film está plagado de saltos flashforward y flashbacks, que evocan líneas temporales, pero pueden interpretarse en realidad como planos de conciencia: la víctima de mucho estrés se evade y crea otra realidad en la que es feliz… Estos vaivenes nos hacen dudar si nos movemos en la realidad, o en la prodigiosa imaginación de la mente de una escritora. ¿Son sus ilusiones y delirios de grandeza? ¿O realmente su libro se convirtió en un superventas? ¿O puede que ambas?  Ghostland juega con la salud mental de sus personajes, y la nuestra. Una construcción narrativa sensacional, sazonada con situaciones de abuso terroríficas y unos originales villanos con parafilia por las muñecas (agalmatofilia) también trama de escritoras y flashbacks, habría sido un combo interesante programar esta con el cortometraje Máscara de cordura: una mujer es secuestrada en plan Saw por quien pretende vengarse de ella. Aunque habría palidecido en exceso a su lado.

El último corto del día es, como no podía ser de otra forma, también español, como no hay cortos de fuera buenos, toma dos tazas del patrio, ¿verdad, Nocturna? (Si fuera al revés, les llamarían españofóbicos, el caso es quejarse). Sin ti nos traslada a una villa decimonónica en la que una familia señorial se ve truncada por las aficiones pedófilas del padre para con su hija. La esposa tomará cartas en el asunto para recuperar a su ser más querido. Con una estética muy cuidada, es el más agradable de ver del día, a la vez que con su giro macabro, llega a parecer un cuento lovecraftiano.

conducta animal

Termina el jueves con Conducta animal, una película independiente autofinanciada por Verkami. La sinopsis y el poster nos sugieren que el film aborda una venganza de los animalistas contra los maltratadores, una denuncia del abuso animal en España. Sin embargo, en su lugar nos presenta unas tramas ridículas de herencias y desamores que consumen más de la mitad de la película y no montan un contexto adecuado para esta “venganza”. Muchas tramas superfluas que no aportan nada y son rápidamente olvidables: “Qué duro es ser vegano e ir a comer a un restaurante” no es suficiente, y, recuerda al atroz experimento de Bocadillo. Personajes ridículos de pueblo manchego que se llaman Jack, otros sin propósito narrativo alguno… Yo he venido a ver cómo se les hace a humanos lo que les hacen a los animales, a que surgiera una Lluvia Rojo vengadora de los animales, la heroína que necesitan, cazadora de maltratadores asesinos, ya que en la vida real es ilegal y poco probable. Pues bien, la única escena de violencia light contra maltratadores, ¡resulta ser una ensoñación que nunca pasa! Incluso en esta película, los maltratadores salen impunes de sus crímenes, incluso con el agravante de violación.

Falla también mostrando una visión panfletaria del maltratador super malvado: el retrato del perfil es maltratador de mujeres, violador y le falta ser pederasta en la deep web y putero… La realidad ya es bastante sórdida para hacer una caricatura, estas personas son psicópatas integrados en la sociedad, casi invisibles. Con lo buena premisa que hubiera sido montar una esquadrilla SWAT tipo Tarraco Bulls, desmantelando redes clandestinas de abuso animal e ir liquidando/torturando a los responsables, se queda en un vídeo buenista de promoción reclutavoluntarios más de un refugio de animales. Yo como animalista ecoterrorista radical salí bastante decepcionado de la proyección. Conducta animal desaprovecha la oportunidad de ser un manifiesto animalista en el cine, como lo fue el himno Velocirraptor vegano en música. Las intenciones son las mejores pero el mensaje no llega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>