“El fotógrafo de Mauthausen”; el Holocausto made in Spain

mauthausen2

En esta película Mar Targarona nos cuenta la historia de Francesc Boix (Mario Casas) un comunista catalán, apresado por los nazis en el campo de concentración de Mauthausen. En una época en la que, tras la guerra civil española, muchos se vieron expatriados por Franco. Aquellos soldados sin nacionalidad, eran apresados por los alemanes en Mauthausen, donde sufrirían un sinnúmero de atrocidades.

En ese contexto, Francesc Boix decide aprovechar sus cualidades de fotógrafo para congraciarse con los nazis, y mantenerse alejado de los trabajos más duros dentro del campo. Con la ayuda de un grupo de prisioneros españoles, pertenecientes al partido comunista, hará lo imposible por salvaguardar esas fotografías, pruebas irrefutables de los horrores vividos. Basada en la historia del único español que asistió como testigo a los juicios de Núremberg, “El fotógrafo de Mauthausen” nos enseña un fragmento de la historia española desconocida para el público en general.

mauthausen1

Si bien es verdad que Mauthausen es parte de “la historia desconocida” de España, el holocausto no. Hemos visto miles de películas al respecto, la cual más cruda que la anterior, y en este caso (no siendo una mala película ni mucho menos) no acabamos de ver reflejada esa crudeza.

Después de títulos como “La lista de Schindler”, “El pianista” o incluso con un registro diferente “La vida es bella”, si vamos a ver una película sobre el nazismo esperamos ver las mayores atrocidades de las que un ser humano es capaz, una película difícil de ver, que nos conmueva profundamente. Es ahí donde falla: no acaba de transmitir.

1534767001

Se ve a un Mario Casas entregado a su papel, quien ha perdido mucho peso para la ocasión, aunque (todo hay que decirlo) manteniendo la musculatura de los brazos, lo que le resta credibilidad al personaje. Por otra parte, el maquillaje con el que cuenta la película es francamente bueno (detalles como el maquillaje de los dientes hacen que incluso algunas escenas sean difíciles de ver).

“El fotógrafo de Mauthausen” es una buena película, que no llega a ser todo lo buena que podría haber sido. La falta de rotundidad de esta historia deja al espectador con sabor a poco. Hay que decir que las expectativas creadas por películas anteriores, le juegan en contra, por lo que si no se la compara con los grandes títulos del subgénero, tiene los aciertos suficientes para que valga la pena verla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>