“Girl”, la película que todos deberíamos ver

girl1

Modern Family, Brokeback Mountain, Skins… La sociedad ha avanzado mucho respecto a la comunidad LGBT, no sólo a pie de calle, si no que tenemos infinidad de series y películas donde aparecen representados tanto homosexuales como bisexuales ¿y qué pasa con los transexuales? Es nuestra gran asignatura pendiente.

Girl es una película belga que ahonda en este tema de una forma brillante. Lara (Victor Polster) es una chica que ha nacido con cuerpo de chico, y que le ha tocado vivir en esta sociedad, que pretende ser liberal pero que a veces no lo es tanto. Dirigida por Lukas Dhont, y escrita tanto por Dhont como por Angelo Tijssens, esta película participó en Un Certain Regard en la selección oficial del Festival de Cannes de 2018. Fue ganadora Caméra d’Or y obtuvo un premio especial de interpretación para Victor Polster.

Vemos a esta joven de 15 años, con una enorme madurez para su edad, teniendo que luchar contra muchos frentes de una forma admirable. Debe vivir en un cuerpo que rechaza, con unos sentimientos que no sabe como gestionar, en una sociedad que puede llegar a ser muy cruel y además esforzándose al límite de sus fuerzas para llegar a ser bailarina, eso teniendo en cuenta que parte con una desventaja: ha empezado a bailar tarde.

girl2

Esta película tiene cosas que nos harán sentir orgullo de algunos personajes, y vergüenza ajena de otros, y en este caso lo más triste de todo, es que representan situaciones por las que a día de hoy tienen que pasar personas de carne y hueso. Así es como, por ejemplo, vemos a Mathias (Arieh Worthalter), un padre ejemplar que se esfuerza muchísimo por apoyar a su hija y se preocupa de sus sentimientos y circunstancias. ¿Y qué pasa cuando Lara tiene que ir a clase? Que debe enfrentarse a situaciones como que un profesor le diga que cierre los ojos, mientras le pide al resto de los alumnos que levante la mano si alguno se siente incómodo con que vista de mujer.

A veces incluso cuando intentamos ser abiertos de mente nos equivocamos, porque por encima de “normalizar” la situación, están los sentimientos de la persona. Así vemos, por ejemplo, cómo se ve empujada a ducharse en público por una compañera que sólo quiere que sea una chica más, pero que no piensa en lo duro que puede resultarle tener que enseñar ese cuerpo que rechaza. Sin mencionar lo crueles que pueden llegar a ser los jóvenes, que la llegan a presionar para que enseñe su miembro si quiere ser tratada como una mujer.

girl3

Es una historia que transmite los sentimientos de una forma magistral. Sentimos la angustia, la desesperanza de una joven que no tiene la paciencia de esperar a que su cuerpo se desarrolle como mujer, porque siente tal rechazo que no aguanta un día más con él. Hace que nos replanteemos cosas que damos por sentadas ¿por qué por el hecho de sentirse mujer se tiene que ver atraída por los hombres? ¿qué pasa con su vida amorosa en una edad en la que se debe experimentar? ¿cómo se va a permitir sentir algo por alguien, si en cuanto haya una proximidad tendrá que enfrentarse a su cuerpo? ¿tiene que dejar su vida amorosa en pausa hasta que cumpla 18 y pueda operarse?

Esta película dura, cautivadora y brutalmente real, nos enfrenta a una realidad que no queremos ver. Los sentimientos con los que debe lidiar esta joven son tan fuertes, que la llevan a cometer atrocidades, y quizás como sociedad deberíamos preguntarnos ¿qué estamos haciendo mal para que haya seres humanos que se sientan así?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>