“Barbacana, la huella del lobo” de Arturo Menor, se estrena en cines el 5 de octubre

barbacanadocumentalEl largometraje de cine de naturaleza Barbacana, la huella del lobo de Arturo Menor (Wildmed, el último bosque mediterráneo) arroja luz sobre una problemática asociada a la imagen del lobo en la sociedad actual. Las poblaciones de estos animales van diezmándose cada año debido a multitud de factores, lo que preocupa gravemente a biólogos y conservacionistas. El principal es la caza, a pesar de que el lobo, el hombre y sus universos pueden ser compatibles ya que, tal como el film muestra, se necesitan mutuamente para sobrevivir.

Este largometraje persigue el objetivo de dar a conocer esa realidad a través de dos vías: la prevención y la concienciación de las virtudes de la existencia de este singular mamífero.

Barbacana, la huella del lobo rebate la creencia de que el lobo es un animal peligroso para el hombre y de que es imposible la convivencia pacífica entre ambos. En lo relativo a la prevención, la película muestra datos reveladores sobre métodos para evitar que su presencia genere problemas a pastores y ganaderos: el uso de grupos de mastines (una raza de perro de la que huye el lobo) para cuidar al ganado, medidas de confinamiento nocturno para protegerlo, vallados anti-lobo para proteger a hembras lactantes, …etc.

Una de esas medidas clave es la barbacana: una cuerda que incluye trozos de plástico o tela resistente de color vivo y que desconcierta, al menos temporalmente, a los depredadores. Su uso se recomienda como medida disuasoria temporal, coincidiendo con las parideras, para evitar ataques en las épocas más sensibles.

Estudios llevados a cabo en Estados Unidos indican que ésta es útil durante un periodo de hasta noventa días, especialmente si va acompañada por otras medidas disuasorias, como alertas sonoras disparadas por detectores de presencia.

En lo relativo a la concienciación sobre la relevante aportación del lobo al ecosistema, el largometraje ofrece claves inéditas de educación ambiental. La aversión de la sociedad hacia el lobo tiene un origen cultural. Por primera vez, el film desvela su necesaria interacción con el ser humano. Muestra, por ejemplo, que el lobo es vital para el pastor y su ganadería en el proceso de control de la tuberculosis y de la propagación de parásitos en especies que después servirán de alimento al hombre (ciervos, jabalíes…). Así mismo, ayuda a controlar la superpoblación de otras especies que también pueden resultar una amenaza para el hombre y de herbívoros silvestres, que destrozan cultivos y transmiten enfermedades a través de ellos a los seres humanos.

La figura del lobo también se ha convertido un gran reclamo turístico en determinadas zonas de la península. La cinta muestra que no hay que temerlo, sino respetarlo, entenderlo y amarlo.

La película que ha rodado el biólogo y cineasta Arturo Menor, después del brillante recorrido en festivales de Wildmed, el último bosque mediterráneo (2014), es una crónica de esfuerzo y superación que aspira a dar a conocer la importancia del lobo en los ecosistemas ibéricos y sus problemas de conservación. Rodada con cámaras 4K, la cinta ofrece además un espectáculo audiovisual que va directo a los sentidos.

Barbacana, la huella del lobo es una producción de Acajú Comunicación Ambiental, con la participación de Canal Sur y CMMedia.

A continuación os dejamos el tráiler de esta producción documental que llegará a los cines el 5 de octubre

BARBACANA_TRAILER_RISEN from ASECIC_VIMEO on Vimeo.

2 pensamientos en ““Barbacana, la huella del lobo” de Arturo Menor, se estrena en cines el 5 de octubre

  1. la pelicula tiene que ser maravillosa, a la vista del trailer. seguro que supera a su pelicula anterior que tanto exito ha tenido en mas de cien paises en los que la han visto. Lo triste de todo esto es que las autoridades españolas y las televisiones se dediquen a financiar las mediocres peliculas que se hacen en este pais sin ninguna resonancia mundial y nieguen su colaboracion y su ayuda a gente tan profesiional como a Arturo Menor

  2. Toda la razón Pilar.
    Esas subvenciones van solo para un tipo de cine. Es una lástima que no se invierta en este otro tipo de cine.
    Una película mediocre no aporta nada, un documental de este calibre como Cantabrico, Guadalquivir o Wildmed es dificil que te deje indiferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>