#Muestra Syfy 2018 (IV); Mandangueo al máximo nivel

thelma religion¿Recordáis las sesiones de Phenomena de ediciones anteriores, en las que se recuperaban películas ochenteras para proyectarlas de nuevo en pantalla grande, y satisfacer a los nostálgicos? El espíritu se mantiene vivo, como ya se hiciera con Alien y La historia interminable en ediciones pasadas. Este domingo la seleccionada es Jurassic Park. Clásico entre clásicos, una idea fantástica, una cita ineludible… salvo porque… no hay entradas. Así es, el personal pudo retirar tickets a Parque Jurásico desde el primer día gratuitamente, de modo que los poseedores de bono no tuvieron garantizado su entrada. Dado lo codiciado del pase, la Muestra Syfy vio nacer un mercado negro especulativo, una economía sumergida de intercambio de entradas gratuitas por otras de pago. Nunca habrase visto parásitos semejantes, una verdadera lástima para los fans que no pasamos por el aro. Los mandanguers no sólo son frikis, son frikis emprendedores. Realmente Syfy necesita darle una vuelta a la asignación de pases para estos eventos.

witch

Comienza nuestro día con I am not a witch, un drama acerca de la creencia en las brujas en el continente africano, a día de hoy. Como en España, o EE.UU.  hace 300 años, la sociedad marca a mujeres -prácticamente al azar, o por interés- de ser brujas. Sin embargo en el imaginario africano de la película no son ejecutadas, sino que son sometidas y puestas al servicio de la comunidad. I am not a witch acompaña a Shula, una niña de 9 años, desde el día de su acusación. A partir de entonces sus “dones” serán explotados por terceros en su propio beneficio, como si de una suerte de trata de esclava o de animal de feria se tratase. I am not a witch es el retrato de una sociedad supersticiosa y machista: la bruja encadenada es la fantasía ulterior del sistema patriarcal, el miedo al poder femenino. Sin embargo, esta visión roza lo cómico en varios momentos, usando a la bruja como la gallina de los huevos de oro, cuando solo es una niña que sigue la corriente y explota a su vez al explotador para mejorar su calidad de vida. La película transcurre con un ritmo pesado, contemplativo, y muchos silencios en los que no sucede nada. No hay peripecias en esta crítica social, que por momentos se vive como un reportaje documental de Callejeros Viajeros.

the endless

Un tentempié que precede al plato fuerte de la tarde, The endless. Dos hermanos salieron de una secta hace diez años, pero sus vidas son un desastre desde entonces. Uno de ellos pide volver de visita al lugar donde fue verdaderamente feliz, para aclarar algunos recuerdos confusos. Cual es su sorpresa al descubrir que verdaderamente algo sobrenatural sucede en esta comuna y sus motivaciones para marcharse, dudosas. En un ambiente de sucesos misteriosos y paranormales que recuerdan a la isla de Lost, los hermanos se ven envueltos en la maldición de un ser primigenio lovecraftiano. La investigación acerca de esta entidad ancestral y su poder, la atmósfera de secta basada en algo real y trascendente, y el sentimiento de enigma acechando en cada esquina, forman una de las mejores películas de cosmoterror contemporáneo, asentando las bases para un subgénero propio. Howard Phillips estaría orgulloso.

Precedida por una lluvia de Huesitos en las tres salas, la Muestra vivió una de las galas de presentación más tróspidas. De entre los asistentes, se sondeó al héroe que ha asistido a las 15 muestras, y a la vez había comprado el libro de Leticia Dolera. Demasiada casualidad que llevase el libro al acto, lo que despertó cánticos de “tongo”. De todos modos nuestro valiente compañero fue nombrado Líder Mandanguer Supremo y coronado con una camiseta Syfy talla S, la cual se probó dejando para la posteridad la imagen de sus tetillas/pechos colganderos de hombre y comentarios frikísimos gasiosos, aunque por un momento la vergüenza ajena se apoderase de mí, y quisiera salir corriendo, atrancar las puertas y prender fuego al Palacio de la Prensa.

thelma jeje

Siguiendo en la línea de la ciencia ficción sesuda, se proyecta la noruega Thelma. Thelma es una chica criada en un ambiente católico bastante restringido, en el que las frustraciones y la impotencia son su día a día. Pero la joven tiene un poder: al desear algo con toda su fuerza, lo hace realidad. Dado su ambiente, esto suelen ser emociones negativas, desembocando en desgracias. Al mudarse a la ciudad y descubrir su sexualidad, los tabúes impuestos le generarán la ansiedad y el conflicto de su vida, desatando su poder involuntariamente. Thelma es una viaje de descubrimiento, amistad y aceptación de los instintos, que por momentos nos recuerda a un híbrido de Life is Strange con Crudo. El choque entre moral y necesidad, que todo espectador que se haya cohibido, puede extrapolar a su vida. Y cómo el temor a Dios, y a los padres, nos autolimita y castra nuestras potencialidades. Juega con la dicotomía de que todos deseamos cosas terribles, no controlamos los pensamientos oscuros, pero nos lamentamos cuando suceden, en un ejercicio de hipocresía buenista. Thelma digiere su maldad y es coherente con sus sentimientos, por lo que es admirable. El film ahonda en estas cuestiones y juega con el deseo de la audiencia, como estirando un cordel a un gato: deambulamos con Thelma tras el amor verdadero, superando los tabúes, en una persecución que se torna agónica e inalcanzable, con situaciones que quitan el aliento entre bellos lagos/bosques noruegos e imágenes oníricas.

Una buena película de ciencia ficción tras otra! ¡Syfy, no nos malacostumbres! No nos escuchan porque pretenden hacer triplete hat trick dorado con Siete hermanas. Sí, Universal prefiere no mostrar su Pacific Rim 2: Insurrección hasta el 20 de marzo. Y adelanto que con el cambio hemos salido ganando.

7 sisters dafoe

Seven sisters es un trepidante thriller distópico (no muy lejano) en el que la superpoblación del planeta está en niveles críticos y los recursos disponibles al borde del colapso. Las élites políticas mundiales deciden implantar la ley del hijo único, como ya hiciera con cuestionable éxito Mao Tse Tung en China, para regular la población a niveles aceptables. Los hijos de más serán criogenizados y despertados en el futuro. Es entonces cuando el personaje de Willem Dafoe se ve a su cargo con siete nietas, a las que decide criar y esconder en un armario empotrado (siete Anna Franks). Todas las hermanas asumirán la identidad de una sola mujer, Karen Settman (Noomi Rapace) saliendo al exterior un día de la semana cada una. La mascarada se verá comprometida y las hermanas tendrán que cooperar para sobrevivir y descubrir la traición. Resulta notable el ejercicio de clonación de la actriz principal en varias capas y su desdoblamiento interpretativo en siete identidades, así como las escenas de acción y el trasfondo político oscuro. Muy positivo el poner sobre la mesa fílmica este asunto de debate para salvar el planeta. Medidas similares a las del film, como la esterilización voluntaria, se intuye aparecerán en nuestras vidas reales en X años. Como elementos negativos, puede hacerse cansado ver la cara de Noomi durante el 90% de la cinta, es difícil superar las ideas originales sobre “clones” tras la serie Orphan Black, y hay muertes descaradamente absurdas para ir facilitando el trabajo de postproducción e inserto de Noomis.

Se hace el silencio. La sala se vacía lentamente. La gente camina despacio, arrastrando los pies, alargando su estancia en el cine el máximo tiempo posible. Será la última vez hasta 2019… o hasta el día 20, ¡cuando estamos invitados a ver Pacific Rim 2! Independientemente de esto, y aunque el nivel de los comentarios sarcásticos de la sala 1 haya bajado en calidad, ha sido una Muestra muy sólida y completa, que parece haber acogido un aforo mayor al año pasado. Que la tendencia continúe para 15 Muestras más,15 Muestras a las que volver.

¡Hasta el año que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>