“Negación”: polémica basada en hechos reales

negacion

“Negación” es un drama judicial basado en la historia real de Deborah Lipstadt (Rachel Weisz), una historiadora estadounidense que en 1996 se vio obligada a luchar judicialmente para demostrar que el Holocausto judío en la II guerra mundial realmente ocurrió.

Lipstadt acusa en su libro La Negación de mentiroso al historiador británico David Irving (Timothy Spall) por negar el exterminio de judíos en Auschwitz y afirmar que Hitler ha sido la mayor fuerza unificadora de Europa. Por ese motivo David demandará a Deborah hasta hacerla sentar en el banquillo de los acusados en la corte de Londres.

Vaya por delante que “Negación” es una buena película que cuenta con unas interpretaciones soberbias. Lo particular o extraño según se mire de la historia es que es el personaje interpretado por Rachel Weisz es quien tiene que demostrar que el Holocausto sí había ocurrido para defenderse del ataque de Irving.

Por tanto a priori se trata de un film con unos ingredientes atractivos que contiene pasajes destacables. Además trata con acierto el egocentrismo de la esfera pública utilizando el poder mediático con el avance de las redes sociales y demás canales de comunicación de la época. En realidad diría que la historia es una densa lucha constante de egos entre sus dos protagonistas.

A algunos se les puede hacer tedioso comprender el proceso judicial inglés, pero una de las cuestiones bien planteadas en la película es la de conocer los límites entre el trabajo de los historiadores y la frontera de la libertad de expresión. Porque cuando dos versiones tan dispares de un mismo hecho se enfrentan entre sí significa que solo una se acerca a la verdad.

Rachel Weisz

Durante el juicio es cuando aparecen los momentos más emocionales de la cinta, donde los personajes muestran lo que sienten sin estrategias ni máscaras. Aunque también es cierto que Irving está relegado a un segundo plano, apareciendo como alguien oscuro o siniestro, lo cual hace que el espectador rápidamente empatice con Lipstadt. Es decir, personalmente pienso que el punto débil de la propuesta de Mick Jackson es el de pecar de un cierto maniqueísmo. Algo comprensible dado que en este caso existe una sentencia judicial firme e incuestionable pero al mismo tiempo hace que el film sea demasiado previsible.

“Negación” más allá de cualquier otro aspecto técnico o artístico se diferencia en que la historia tratada fue real. Para bien o para mal eso es lo que le da su propio sentido. A partir de ahí posee inteligencia en el tratamiento argumental. Consigue entretener y por momentos atrapar con astucia pero da la impresión de que termina perdiendo potencia narrativa.

eOne Films estrena “Negación” en las salas españolas el miércoles 12 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>