“Personal Shopper”, fantasmas del pasado y demonios del presente

personalshopperseff16Reconozco que no soy fan de Kristen Stewart. Desde sus inicios como hija de Jodie Foster en la incomprendida “La habitación del pánico”, pasando por el megaéxito juvenil que significó la saga Crepúsculo hasta llegar a su papel de Blancanieves en la adaptación del cuento clásico y, en la que su inexpresividad era cargante. Sin embargo, tras asistir a uno de los pases de “Personal Shopper” en el Festival de Sevilla, la nueva película de Oliver Assayas mi opinión sobre la joven estrella de Hollywood ha cambiado.

En “Personal Shopper” conocemos a Maureen, una joven estadounidense (Kristen Stewart) que vive en París y se hace cargo del guardarropa de una celebridad. Aunque no le gusta su trabajo, es lo único que encontró para su pagar su estancia mientras espera una manifestación del espíritu de Lewis, su hermano gemelo desaparecido hace poco. Maureen comienza entonces a recibir en su móvil extraños mensajes anónimos.

A grandes rasgos esta es la sinopsis de “Personal Shopper”, un thriller ¿sobrenatural? en toda regla. Un film en el que los fantasmas del pasado se cruzan con los demonios del presente. Con influencias de los primeros años de Brian de Palma y con indudables referencias a ese clásico de ochentero titulado “Frenético”, en el que Roman Polanski dirigió con maestría a Harrison Ford y Emmanuele Signer. En un thriller que contaba con música del maestro Ennio Morricone y, en el que la tensión y la incertidumbre plagaban el film.

Y es que en la nueva película de Assayas tenemos de todo (quizá ese el único pero que poner al film, el querer abarcar demasiados géneros) y se entremezclan en el mismo metraje el thriller más común, con el género sobrenatural, el drama más existencial en este mundo en el que las apariencias importan más que el ser y unas pequeñas dosis de terror. Y en todos ellos sobresale una sorprendente (para el que subscribe) Kristen Stewart que finalmente demuestra que hay algo más detrás de la estrella de Crepúsculo. Su personaje nos enseña que tras su aparente frívolo trabajo, hay una persona que está sufriendo y que se encuentra perdida tras la muerte de su hermano gemelo. Y es esa perdida la que conduce a la protagonista a buscar en el Más Allá respuestas (siguiendo los pasos de Victor Hugo y la pintora abstracta Hilma af Klint) que en el mundo de los vivos no encuentra.

Si lo mejor de “Personal Shopper” es la interpretación sobresaliente de Kristen Stewart, como ya he mencionado anteriormente, lo peor y lo que hace que la película haga aguas en algunos momentos, es el querer abarcar demasiados géneros. Algo que como espectador termina, en determinados momentos, sacándote de la narración. Y es que las dos tramas que se superponen en el film, no terminan de encajar. Por un lado, porque los elementos sobrenaturales (apariciones incluidas) más que inquietantes terminan siendo (no risibles) pero si aburridos. Y por otro, porque la tensión que rodea al acoso telefónico que sufre la protagonista termina convirtiéndose en interminable y agotadora, aunque muy bien resuelta visualmente.

Aun así, “Personal Shopper” es una película entretenida, cuyo valor está en una estupenda Kristen Stewart que borda el papel de una joven que busca más allá de este mundo, un sentido para seguir viviendo en esta sociedad llena de apariencias y superficialidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>