“Maggie’s plan”: la chispa de la comedia neoyorkina

MaggiePlan640

Woody Allen anda cerca, puede sentirse en cada secuencia de Maggie’s plan. La comedia dramática, la crisis existencialista y los problemas de pareja estrechan sus lazos en Nueva York, la ciudad por antonomasia del maestro. La directora Rebecca Miller realiza un análisis de las relaciones humanas en una película que tras una larga espera llega a las salas españolas.

Maggie es una joven soltera decidida a ser madre, aunque no haya encontrado al hombre de su vida. Sus relaciones no duran más de seis, pero consigue un donante para inseminarse y convertirse en madre soltera. Ya con la muestra en la mano y a punto de la inseminación, se le declara John, un novelista y compañero de trabajo casado. Maggie tendrá que decidir entre ser fiel a sus planes, o dejarse llevar por un arrebato de pasión junto a un hombre que puede convertirse en el padre de su futuro hijo.

Maggie´s plan trata muchas de las preocupaciones del primer mundo y del siglo XXI. El juego de las apariencias, la seducción y la creencia en falsas realidades, surgen en la tempranía del relato; pero no todo es lo que parece, las relaciones tienden al agotamiento, las personas cambian, dejan de luchar por mantener la chispa y surgen los miedos. El miedo a vivir eternamente en una relación muerta, a que los hijos tengan que tragar con eso, y a verse condenado a la convivencia con alguien al que ya apenas reconoces.

Hay una sensación constante de haber visto esta misma historia una y mil veces en otras muchas películas, pero el carisma de su protagonista Greta Gerwig es lo que consigue dotar a la película de personalidad. Hay algo de inocente y estúpido en ella, y a la vez eso la convierte en un personaje fresco y vitalista. La inocencia de una chica que se deja convencer por un novelista, que es capaz de creer sus mentiras y de pensar en que el amor y la familia pueden hacer feliz al artista, cuando el artista es infeliz por naturaleza. El afán eterno del artista es el de crear obras mejores y ser reconocido por ello, si fuera por los novelistas el mundo sería solo caos.

Maggie’s plan es una buena obra de cine “indie”, Nueva York es la ciudad perfecta para ella, sus diálogos son ingeniosos y las interpretaciones son la chispa de la obra. Es la fórmula repetida mil veces, pero no exactamente de esta forma. Un divertimento ligero, fácilmente disfrutable, pero con la capacidad de dejar poso en el espectador.

Maggie’s plan llega a los cines de la mano de Sony Pictures el viernes 28 de octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>