“Snowden”: Oliver Stone en estado puro

snowdenUna película de acción y suspense, que acerca de manera fácil al gran público, la complicada trama de información e intereses desatada por Snowden.

Aunque ya hay un documental sobre el caso Snowden, Oliver Stone nos propone aquí una película de suspense y acción, agradable por la manera en que está dirigida, aunque no tuviera ningún trasfondo real. Pero además de ser amena, está basada en hechos reales, y es una clara denuncia contra una situación actual, y una crítica abierta contra el gobierno de Obama, quien prometió en campaña reducir la vigilancia sobre los ciudadanos estadounidenses, pero que en cuanto estuvo en el poder, en vez de reducirla, la aumentó. Stone comentó en la rueda de prensa su posición ante los gobiernos: “Nunca te fíes de un gobierno, eso lo he aprendido de mi experiencia en Vietnam seguramente. Hay que ordenar a los gobiernos que obedezcan a los ciudadanos, no solo a la inversa”.

Oliver Stone está ya acostumbrado a dirigir películas para el gran público. Sabe lo que la gente quiere ver, y sabe darlo de manera brillante. Y alternando escenas de los últimos años, con flashbacks para explicar su recorrido, ha conseguido una película fácil de entender, sobre un tema muy complicado de asimilar. El propio director ha dicho que ha querido basar la película más en la persona de Edward Snowden que en la manera de recolección y filtrado de la información. El resultado es una película de acción y suspense, una trama que nos atrapa, y un héroe con el que empatizar, luchando contra los gigantes molinos de viento de las agencias de Inteligencia de los Estados Unidos, arriesgando su propia vida y la de sus seres queridos, y acabando en una precaria situación de asilo político, sin pasaporte, y sin poder volver a su país, al que tanto ama.

Aunque seguramente todo el mundo esté al tanto de la historia por lo mediática que ha sido, como breve resumen habrá que decir que Snowden comenzó a trabajar para los servicios de Inteligencia de los Estados Unidos en el 2004. Su mente brillante enseguida lo puso a la cabeza de la clase, a pesar de no haber acabado ni siquiera el instituto por haber tenido que empezar a trabajar de muy joven para ayudar a su familia. Desde ese momento hasta el 2013 fue escalando posiciones dentro de los servicios de Inteligencia, a pesar de haber renunciado a su puesto en más de una ocasión por diferencias de opinión con sus jefes, quizás influenciado en parte por su pareja, una artista de pensamiento más liberal.

El director en la rueda de prensa comentó que intencionadamente ha incluido a su pareja, pera que el público pudiera tener una visión más completa de Snowden, no solo su aspecto como trabajador, si no también sus emociones y sentimientos, para poder entender mejor el por qué hizo lo que hizo. Quizás una de las frases que mejor nos podría dar idea del aparato al que se enfrenta Snowden al entrar en los servicios de Inteligencia se du país, es la primer pregunta que le hacen frente al polígrafo: “¿Cree usted que Estados Unidos es el mejor país del mundo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>