“Los siete magníficos”: El remake del remake

mag 07 600x250Ha llegado a nuestras pantallas “Los siete magníficos” una película que no puede pasar sin que la comparemos a sus antecesoras. Si Akira Kurosawa estuviera vivo hoy, ¿Llamaría a Antoine Fuqua para felicitarle?

Antes de entrar en más detalles, creo que habría que explicar un poco de que va la película. Obviamente si habéis visto la versión anterior no hay mucho que contar ya que es básicamente la misma historia. Si no habéis visto ninguna de las anteriores, deciros que nos llevan a una pequeña ciudad del viejo oeste llamada Rose Creek. La gente del pueblo está atemorizada y se reúne en la iglesia para ver cómo solucionar el problema. A los pocos segundos descubrimos cuál es su problema, al señor Bartholomew Bogue y su panda de matones.

Bartholomew tiene a buena parte del pueblo comprado, el sheriff trabaja para él, los más fuertes del pueblo también están en su nómina. Ahora él pretende que el pueblo venda sus tierras a un precio muy barato y que se vayan ya que tiene planes para esas tierras. Me olvidé comentar que Bartholomew es un hombre muy rico que vive de las minas, entre otras cosas.

El pueblo está desesperado, se enfrentan a Bartholomew y medio pueblo cae herido y la otra mitad muerto y la iglesia en llamas. Esto no es un spoiler ya que todo pasa en los primeros 5 minutos. Desde este momento, Emma (Hakey Bennet), a la que le acaban de matar a su marido, decide vengarse y para ello irá en busca de alguien que le pueda ayudar. Se encuentra con Chisolm (Denzel Washington), y ve lo habilidoso que es con su arma, le pide ayuda y ahí empieza el reclutamiento de los 7 magníficos.

Si algo no falta en esta película son actores famosos, Denzel Washington, Chris Pratt, Ethan Hawke, Vincent D’Onofro, Peter Sarsgaard, etc… Cada personaje es muy diferente al otro y todos tiene cosas que odiar y amar a la vez. Todos están muy bien, pero el que más destaca por su papel es Chris Pratt, un personaje muy divertido y entretenido.

La puesta en escena, desarrollo y todo está muy bien, no hay queja, una película muy entretenida a pesar de la duración. ¿Qué pudieron haberlo hecho un poco más corta? Es verdad, pero entonces igual no hacía tanto homenaje a sus predecesoras que ambas tienen una duración también muy larga, además la película no se hace larga, aunque sí que es cierto que tarda un poco en cuajar.

En lo que respecta a sus antecesoras, ¿cómo queda en la comparativa? Esta nueva versión se ha adaptado al estilo de cine actual, eso es algo obvio, el ritmo, los planos, la acción e incluso el sonido, quizá un sonido más del oeste no me hubiera disgustado. A pesar de haber dicho que la historia es la misma, realmente hay algunas pequeñas variaciones. En el remake anterior, la acción tenía lugar en algún pueblo fronterizo de México y los habitantes atacados eran mexicanos, en esta versión ya todo el pueblo es norte americano. La película ha dejado de tener esencia de wéstern con sus habitantes locales y lo han americanizado. Esto último no es del todo cierto ya que sí salen nativos americanos y un mexicano, pero ya no son americanos ayudando a mexicanos, sino al revés, todos los demás ayudando a los americanos, la han “corregido” políticamente.

Aprovechando que tuve la oportunidad, después de ver esta película, decidí volver a ver la película original, la madre de ambas criaturas, “Los Siete Samurái”, antes de continuar he de decir una cosa, cuánto daño hace la digitalización y mejora de la imagen en las películas antiguas. Tan pronto empieza no puedo dejar de fijarme en cómo se nota con todo detalle que las calvas de la gente del pueblo son pelucas, esto me distrajo de la película durante un rato, pero una vez olvidado ese pequeño detalle volví a disfrutar de ella.

Mientras la estaba viendo, me di cuenta de que tenía un aire mucho más gamberro y burlón de lo que inicialmente me acordaba, y quizá en eso se parece más esta última versión a la anterior. En definitiva, parece que Antoine Fuquase se ha inspirado en las dos versiones por separado para hacer esta tercera versión de la historia.

Ya en su momento, cuando John Sturges estrenó el remake en 1960, la crítica fue muy dura con la película ya que no dejaban de compararla directamente con la original, y obviamente no es la misma historia ni las mismas formas ya que son dos culturas diferentes. En esta ocasión, al haber pasado 56 años de la anterior, estamos hablando de otra cultura audiovisual, con lo que compararlo sería muy injusto.

A pesar de las críticas que recibió Sturges, el mismísimo Akira Kurosawa le llamó para felicitarle por la gran película y le regalo una espada de Samurái, algo muy importante para ellos. ¿Hubiera sucedido lo mismo hoy? Es muy difícil de decir, pero si lo que se pretendía era devolver el interés por los wésterns en el cine actual, esta película sí lo ha conseguido.

Película que peca de muchos de los errores del cine comercial americano, pero a la vez se deja ver muy bien y hace que pases un rato muy entretenido delante de la pantalla. Tanto si has visto las anteriores como si no, esta es una película que agradará a la mayoría de público, incluso al que no le gusta los wésterns. Película que va creciendo poco a poco hasta llegar a la traca final, tener paciencia, que una vez se enciende la mecha, habrá mucho ruido.

Recuerda que “Los siete magníficos” se estrenó en las salas de España el Viernes 23 de Septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>