“Neruda”, entre el realismo mágico y la realidad

nerudaAdaptación libre de la vida de Neruda, contada en el estilo literario del propio poeta.

Pablo Larrain nos sumerge en Neruda en una historia mezcla de realismo mágico y de realidad. La base de la película son los años en que Neruda es obligado a dejar su cargo en el gobierno de Chile por presiones políticas, y acaba en el exilio. Solo una breve parte de la vida del poeta, solo unos años, según ha dicho el director en la última rueda de prensa: “No quería hacer una narración exhaustiva de su vida, si no únicamente contar una parte de ella: su personalidad, la relación con su pareja, y su forma de ver el exilio y la vida en Chile”.

La película admite dos lecturas. Una de ellas, la realista, más lineal, Neruda intentando escapar de un policía que lo persigue para detenerlo. La otra, la más surrealista, en la que el perseguidor podría ser únicamente la visión de Neruda de todos sus perseguidores, encarnados en la piel del inspector Oscar Peluchonneau.

Pero sea cual sea la manera en que prefiramos ver la película (esto ya depende de cada espectador), Larrain nos deleita con una identidad visual propia, con imágenes impresionantes del sur de Chile, de la cordillera de los Andes, y de los recovecos de una alta sociedad chilena, con sus fiestas y costumbres particulares. Aunque quizás destaque bastante la politización de los textos de Guillermo Calderón (guionista), la cámara, el imaginario, y la dirección tienen el fuerte sello de Larrain.

Respecto a la actuación, Luis Gnecco encarna a Neruda de manera muy sólida, Mercedes Moran a su pareja, y Gael García Bernal, a quien siempre es un placer ver en pantalla, como el inspector Peluchonneau.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>