Nocturna Madrid International Film Festival 2016: días 6 y 7, la clausura

inicio orgia

Ya es fin de semana en el Palafox. Llevamos 12 sesiones a nuestras espaldas, pero queremos más, se vislumbra el fin y hay que exprimir la experiencia hasta el año que viene. Ya he sido nocturnalizado en los diversos ritos. El sábado es día especial porque se rinde homenaje a un clásico del terror español, Escalofrío, de 1978, en un ciclo de película más el documental making of Satan’s blood, con la presencia de la propia Sandra Alberti. La pequeña sala 2 resulta abarrotada. Con la tormenta fuera, no hay mejor ambiente para ver terror, ¿verdad?

Esta doble sesión vino presentada por el cortometraje El último guión, que recuerda a los templarios del ilustre Amando de Ossorio, maestro español del fantaterror, protagonizado por Lone Fleming, ya una habitual del festival.

Sin embargo, la programación del pase resulta ser controvertida, pues al proyectarse antes el making of Satan’s blood de 45 minutos, para los neófitos que no hubieron visto la película, esto resultó en una spoileada brutal y asesina, pues el documento presenta material de las mejores escenas. Así como nadie ve los extras del bluray antes que la película, esta decisión, en consenso de la sala, cuyos comentarios hacían notorio el disgusto, fue un error. Se exponen anécdotas del rodaje interesantes, como 4 muertes de miembros del equipo, que la convierten en un rodaje maldito español, cual el de El exorcista. Según Sandra Alberti, estos fenómenos fueron consecuencia de la cremación de una imagen de Cristo: “Cualquier pensamiento es energía. Si eliminas el Bien, que además es la única imagen del Bien que hubo allí, esa acción va a desencadenar consecuencias”, declaraciones de la actriz, que no lleva poca razón.

escalofrio orgia 2

Pese al destripamiento, Escalofrío es tan sólida que resiste al fallo y mantiene el interés. “Si cambias un par de planos, con moda desfasada de la época, y lo sustituyes por algo actual, la película podría volver a estrenarse”, continúa acertada Alberti. El film, clasificado S, trata de una pareja de jóvenes que es manipulada por otra pareja de supuestos conocidos, para tomar un canapé en casa de los segundos. Esta residencia está a kilómetros de la civilización, y mediante magia, ouija y ritos satánicos, ¡los abducen a pasar la noche, orgía incluida! Sensual y terrorífica, se alza como flagship del fantaterror de la época, La semilla del diablo patria.

El público se retira complacido, pero no hay tiempo para descansos. El pase doble ha durado más de lo planeado y la siguiente, The Open, con un inesperado cambio de sala, ya ha empezado. Precedida por doble ración de cortometrajes: Golden shot, sobre una minisociedad de robots con aspiraciones trascendentes, realizado en animación 3D, y Ocean Oddity, que como bien gritó otro espectador: ¡Pero esto es Abyss! Un operador de un submarino descubre un bello ecosistema marino. Una exhibición de efectos visuales muy fácilmente olvidable.

the open

Se cumple la norma de a corto irregular, película superior a la media. The open nos ubica en un mundo apocalíptico de guerras, en el que hay muy pocos supervivientes, y malviven como refugiados, huyendo. En ese vacío existencial, en la nada de los páramos, una tenista profesional, su entrenador y un carroñero unido al proyecto, se sumergen en una fantasía en la que se entrenan y preparan para jugar Roland Garrós, el Open de tenis, sin raquetas ni pelotas. De ritmo lento, contemplativo, la idea de la película puede resolverse en una pieza más corta, pero se hace gozosa la fuerza de la imaginación, el empeño de los personajes como ejemplo de determinación, y de abstracción de la desdicha para seguir adelante.

A continuación esperamos el evento de clausura, el preestreno (con casi un mes de antelación) de la joya del Nocturna, Expediente Warren 2: El caso Einfeld. Una pausa para ir al baño, y esto si que da terror, los mijitorios están literalmente encharcados. Respulsión perfecta para meternos en tono para sufrir los sustos de James Wan. La proyección está precedida por la ceremonia de entrega de premios Nocturna, que citaré al final de la crónica. Digno de destacar que ante el arrase de Polder, la sala abucheó de forma consensuada un largo “tongo”, un escándalo que Hexecutioners se fuera de vacío.

warren2

La sala 1 está llena a reventar cuando empieza Restart, un corto gallego de viajes temporales a lo Atrapado en el tiempo de Bill Murray en tono oscuro. Mi opinión sobre la proyección de The Conjuring 2 está embargada por Warner hasta junio, pero basta con ojear twitter para ver la unánime impresión de los asistentes.

Termina el día con Patchwork, una comedia sangrienta sobre unos cirujanos plásticos que secuestran hembras de buen ver y las cosen entre sí, aunando sus bellezas para alcanzar la mujer perfecta, cual muñeca Sally de trapo/ciempiés humano. La creación sigue el mito frankensteiniano de buscar venganza equilibrando los intereses de las 3 chicas, que comparten cuerpo y consciencia. Serie B pura, con litros de sangre y comedia negra.

patchwork

Termina el día, y esto se está acabando muy rápido…

Domingo. Se cambia el sistema de acceso a la sala, ya no hay que recoger entradas en la taquilla por lista (había un muchacho muy explotado haciendo todo ese trabajo), sino que podemos acceder directamente con el pase (de adorno hasta hoy). Muy cómodo y todo fluye sin colas. Qué lástima que en la sección Panorama, Wind walkers fuera una total pérdida de tiempo. Pésimo film, pero hay que mirar más allá: la organización del Nocturna la ha programado teniéndonos en cuenta a nosotros, a los maratonianos que hemos asistido a todas las películas y estamos hechos polvo. Supone una pausa para echarse una cabezada y refrescarse de cara a lo siguiente. Nadie nunca me había cuidado tan bien, me emociono.

Ronda española de clausura con el cortometraje Graffiti. Este corto que tardó 3 años en rodarse es excepcionalmente bello. En un tono apocalíptico que nos recuerda a The last of us, acompañamos a un superviviente que pasa los días, solo, hasta que entabla contacto con otra persona, a modo de píldoras, en escritos en la pared de su casa. Nos hacemos partícipes de su esperanza e ilusión, una lástima no entrase a concurso para aspirar a algún galardón.

graffiti

Seguimos con el largo español Estirpe, con Borja Crespo presente. Esta película rodada a modo de falso documental sigue a unos productores que quieren adaptar una leyenda del comic español, Estirpe (nunca escrito) a la pantalla. En un tono de comedia friki que nos recuerda a Faraday, con la aparición de ilustres del cine como Gabilondo o Carlos Vermut, y el infalible Ignatius Farray, despierta alguna risa.

Para terminar, el colofón del Nocturna y del día, vamos con Hard Workers, un corto español de impecable factura y circularidad, sobre un gimnasio muy especial. Intriga lynchesca, historia tope de gama, se ha reservado lo mejor para el final.

dead room

Nos despedimos del Nocturna con The dead room. Heredera del matrimonio Warren, acompañamos a un grupo de investigadores de lo paranormal, que quieren documentar fenómenos de un espíritu en una cabaña abandonada en el bosque. El film utiliza porno tecnológico de lo sobrenatural para dejar claro que los espíritus dejan un rastro empírico mesurable. Buenos sustacos y un giro final sobresaliente, con un suspense muy regular en la tónica de la española Rec. Deja con muy buen sabor de boca, pero queda un regusto, un poso de horfandad, el sentimiento de que la edición ha terminado, cuando parecía eterna. El Nocturna se gana por mérito propio ser el festival de referencia en el género de la capital. Confiemos en que perdure muchas ediciones próximas, con los ajustes de presupuesto que sean necesarios. Aunque con el renombre ganado, seguro puedan, incluso, aumentarlo. Gracias por el viaje. Ed out.

Palmarés Nocturna 2016

SECCIÓN OFICIAL:

PREMIO NOCTURNA PAUL NASCHY MEJOR PELICULA: Polder de Julian M. Grünthal y Samuel Schwarz

PREMIO NOCTURNA MEJOR DIRECTOR: Julian M. Grünthal y Samuel Schwarz por Polder

PREMIO NOCTURNA MEJOR GUIÓN: Polder

PREMIO NOCTURNA MEJORES FX: Polder

PREMIO NOCTURNA MEJOR ACTRIZ: (ex aequo) Nina Fog (Polder) y Zoe Bell (Camino)

PREMIO NOCTURNA VINCENT PRICE MEJOR ACTOR: Christoph Bach (Polder)

DARK VISIONS:

PREMIO NOCTURNA MEJOR PELÍCULA: Patient de Jason Sheedy

MADNESS:

PREMIO NOCTURNA-BUZZ MEJOR PELÍCULA: Patchwork de Tyler MacIntyre

MENCION ESPECIAL JURADO NOCTURNA-BUZZ: I had a Bloody Good Time at House Harker de Clayton Cogswell por su apologia de la serie B y recuperar el espíritu de la troma.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>