Nocturna Madrid International Film Festival 2016: días 4 y 5, el terror de antes

price

Arranca el jueves y con el calentamiento de los días anteriores, uno comulga más fácilmente con las líneas generales del festival y se hace todo más digerible y disfrutable. Somos alumnos de una masterclass intensiva del horror. Comienza el día con el corto español Cambio, un homenaje al monstruo de humo negro de Lost, del director Dani Romero, que presentó su pieza al respetable del Nocturna. Todos los equipos españoles están involucrados en la promoción de sus obras en el festival, lo que es de agradecer.

La primera película es la rusa Queen of spades. ¿Quién de adolescente (o más) no se ha puesto delante del espejo y ha convocado a Verónica 3 veces? Esto es lo que hacen los niñitos, claro, con nefastas consecuencias. Supone una reflexión sobre la paranormalidad del espejo y estudio como elemento extraño. Las supersticiones los acompañan desde los orígenes de la Humanidad, y no parece que vayan a cesar. Hay una conexión antropológica con ese temor antiguo, cuales insectos. Combinado con algo de folklore ruso, funciona. Me levanto para salir y mis pisadas crujen, como sobre cristales rotos. ¿El espejo de la película? Ingenuo, me asusto un segundo: se trata de una montaña de pipas en el suelo. El público del Nocturna es tan guarreras como cualquier otro… ¿o quizá sea un homenaje sci-fi a Mulder? ¿Un monolito easter-egg para entendidos?

En la siguiente sesión nos decantamos por Night of the living Deb, en lugar del estreno de la española Summer Camp, que por lo visto, también fue un pasote. El equipo, entusiasmado, inunda y desborda el photocall.

deb

Seguimos en la acogedora sala 2 con el cortometraje mexicano Madre de Dios, unos adoradores de la Santa Muerte secuestran a una muchacha y la convierten en un ídolo vivo. Ya está. Muy decepcionante y pobremente ejecutado. Se entiende que los cortometrajes más flojos se han programado antes de los mejores films, para mantener la media a flote. Empieza Night of the living Deb, una comedia en la línea de Zombies Party/Zombieland sobre el apocalipsis zombie. Deb hace referencia fonéticamente a dead, los muertos, pero literalmente a Deb, la chica geek protagonista. Esta actriz pelirroja derrocha carisma y sentido del humor, sostiene el 90% del film, muy alto, sin despeinarse. Es la carcajada que no cesa: está plagada de referencias y chistes de cultura pop, con una subtrama de conspiración corporativista, y claro, un ansiado romance postapocalíptico. De las mejores zombie-comedias del panorama.

hexecutioners

Más corta que el evento Summer Camp, hay un desfase de 40 minutos para cenar. A las 00:15 viene The hexutioners, el aforo se ha reducido bastante por las horas, y se respira una atmósfera de recogimiento. El concepto puede no ser muy llamativo: una chica comienza a trabajar como eutanasiadora para una compañía, pues se ha regularizado y es legal. El debate sobre la moralidad del suicidio asistido está siempre presente en el subtexto, pero no es el tema en absoluto. La trama gira en torno a un encargo millonario bizarro en una alejada mansión. Tras una experiencia traumática, nuestra iniciada irá acompañada por una supervisora de la empresa. La estancia en esa mansión se convierte en la experiencia más terrorífica del Nocturna. El horario ayuda. En un equilibrio entre insanidad, espíritus, morbosidad y leyendas, The executioners te atrapa en su laberinto y no da un respiro. La tensión y sensación de misterio es densa y permanente, y perdura horas después de terminar. Es innovadora para los curtidos en mil películas de terror, insensibilizados, como yo, a los sustos comerciales. Ni los problemas técnicos de audio deslucieron el conjunto. Fascinante noche de redheads (escribe esto mientras tiembla).

abduct

Viernes. Después de descansar regular porque hexecutioners dio mucho susto, volvemos a la carga con Abduct, con el corto They will all die in space, presentado por el dire Javier Chillón (mi aplauso para este grande). El título spoilea, pero no el cómo. Rodado en blanco en negro, nos ubica en una nave espacial perdida a la deriva. Si bien es parecida a la Nostromo y el diseño de arte de tecnología retro nos rememora a Alien, aunque podría ubicarse en el universo de Ridley, es una visión totalmente original, ciencia ficción de la dura. Está magistralmente escrito, los actores angloparlantes revisten al corto de sólida internacionalidad y en general, resulta coherente e impactante. Qué nivel, Maribel.

El pase de Abduct se vio plagado de incidentes. Primero, a estas alturas parece que las defensas de muchos se resienten, y fue un festival de toses, coffs y chús. Uno les lanzaría Ricolas con gatling si tuviera, son factores que te sacan de la atmósfera íntima del film de Ilyas Kaduji. Pero resultó no ser lo único, un grupo de escépticos se coló y habló durante media película, ocasionando enfrentamientos verbales con otros espectadores. Como en la mesa de Cuarto milenio, pero a oscuras. Sobre la película, es una aportación muy a tener en cuenta en el subgénero ovni, pues trata de construir un espacio en el que converjan todas las teorías de conspiración y de la paranormalidad. No tiene el terror de La cuarta fase, pero está bien documentada y nos presenta subrepticiamente la figura de los reptilianos, que parece tabú incluso en este género. Algunos elementos de producción flaquean, pero para los fans de X Files, como yo, es imprescindible por sus ideas.

Toca recoger invitaciones para El expediente Warren 2: El Poltergeist de Enfield. Éstas se entregan previa firma de embargo de Warner. Es comprensible, se estrena en un mes, ¡el 17 de junio! La impresora se queda sin tinta, esperamos y nos esperan, se retrasan la proyecciones. Al cruzar la puerta la azafata con las entradas y documentos, esa cola/masa cuántica se convirtió en una horda de walking dead que se abalanzó sobre ella. Muchas manos se estiraban cuales zombies para alcanzarla, coladas, pisotones, empujones de yonquis del cine. Si dando entradas para Conjuring 2, ya todo atisbo de civilización se esfuma, ¿qué pasará en una situación de emergencia real? La realidad supera a la ficción.

pendulum

Tras esto, es el turno del ciclo de clásicos del terror, Phenomena style, con la película The pit and the pendulum (El péndulo de la muerte) coincidiendo con el 105 aniversario de su protagonista, Vincent Price. El festival había programado la visita de su hija, que no pudo venir a Madrid a celebrarlo en el Nocturna. En lugar de eso, grabó un bonito mensaje emitido antes del film, en el que rememoraba las virtudes de su padre. La película es una adaptación del relato homónimo de Edgar Allan Poe. Un joven recibe la noticia de la muerte de su hermana, y viaja al castillo donde murió en extrañas circunstancias. La investigación se ve rodeada de nuevos misterios, eventos paranormales escalofriantes, y un desenlace épico y créditos psicodélicos e hipnóticos. Mis diez.

lobo

Seguimos la ronda vintage con Un hombre lobo americano en Londres, de John Landis, quien, en persona, ¡ha viajado a Madrid y presentado la película! Recogió el premio “Maestros del Fantástico”, ¡una estatuilla busto de Chtulhu! Para muchos era el primer visionado, y no pudo ser de mejor manera. De las mejores películas de licántropos, si no la mejor por mérito propio, plagada de gags cómicos, pesadillas gore traumatizantes y el maquillaje de efectos especiales de Rick Baker la hacen especialmente entretenida. Que la sala prácticamente se llenara en este pase, la avala.

Termina el día con I had a bloody good time in house Harker, con la asistencia del trío de actores protagonistas, que muy enrrollados, convirtieron su briefing en una mini actuación, se atrevieron con el español y lanzaron camisetas al público. Incluso fue la madre de uno de ellos, ¡que cocinó para el equipo y sale en la peli! Este buen rollito inunda el film, una comedia que acompaña a los descendientes del cazavampiros Jonathan Harker. Explota un outbreak de vampiros, y los torpes protagonistas lucharán por sobrevivir. Ni de lejos al nivel de Deb, y a esas horas uno se espera algo más fuerte, extremo, pero es aceptable.

Termina el viernes y estamos más que predispuestos a vivir el fin de semana en el Palafox. Nocturna, traumatízame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>