“Objetivo: Londres”, adrenalina en estado puro

london

De la Casa Blanca nos vamos a Londres. 3 años han pasado de la primera entrega Objetivo: La Casa Blanca (Olympus Has Fallen) dirigida por Antoine Fuqua, pero en esta ocasión solo repiten los 3 protagonistas, y el director pasa a ser Babak Najafi, aunque con algún largometraje en su filmografía, como Snabba cash II, ha dirigido más en televisión, series como Banshee. Como guionistas también repiten Creighton Rothenberger y Katrin Benedikt.

La historia comienza en la Casa Blanca, con un presidente interpretado por Aaron Eckhart, que recibe la noticia del fallecimiento del primer ministro británico, en extrañas circunstancias. El resto de líderes mundiales también acudirá al funeral, y lo que parece el evento más seguro y vigilado del planeta, resultará ser una trampa, una oportunidad única para acabar con los máximos representantes de diversos países, como Francia e Italia y sembrar el caos en todo el mundo. El caos comienza con varios atentados simultáneos durante el funeral, y uno de los objetivos es el presidente de los Estados Unidos, por una decisión que realizó dos años atrás. El agente encargado de su seguridad, Mike Benning (Gerard Butler) será quién lo acompañe en todo momento, en lo que parece ser su última misión, ya que está pensando en renunciar a su cargo, y dedicarse a su familia, que está apunto de ampliarse.

El guion no es muy complicado, los malos se presentan como los malos desde el primer momento, Aamir Barkawi (Alon Aboutboul), con algunos infiltrados en el funeral como policías, por ejemplo, así que los protagonistas no pueden fiarse de nadie en el terreno y se encontrarán con mil obstáculos por el camino, si a eso le sumamos el reloj que se muestra en pantalla en algunas ocasiones, y los planos y movimientos de cámara, parece que estuviéramos viendo al mismísimo Jack Bauer.

Colin Salmon, desde el centro de mando de Londres, coordinará el dispositivo que se monta de urgencia, y colaborará con Washington, D.C., donde se encuentra el vicepresidente Trumbull (Morgan Freeman), que sin ser el protagonista, tiene un gran peso en el filme, como en casi todas las apariciones que suele realizar en otros largometrajes.

london2

Morgan Freeman

Y habiendo dejado a un lado el guion, solo quedan persecuciones, explosiones y tiroteos incesantes, acompañado de varios combates cuerpo a cuerpo, sin censura alguna. Demostrando que Gerard Butler continúa siendo un buen protagonista para este tipo de películas, en las que los protagonistas como mucho solo son rozados por una bala, mientras el resto van cayendo a la primera.

Tampoco hay que buscar la lógica de algunas escenas, donde las explosiones son las protagonistas, y no afectan a todos por igual, pero por otro lado, es lo bueno, la acción de la vieja escuela. En definitiva, el filme supera a la primera entrega, y aún con un guion flojo y previsible giro final con la incorporación de un topo, se sostiene por las numerosas escenas de acción y por unas espectaculares persecuciones por las calles de Londres (la mayoría rodadas en Bulgaria). Difícil tomarse en serio la frase del final, que el protagonista dedica a uno de los líderes terroristas, además del resto del mensaje predominante en este tipo de películas, pero sabiendo que estamos antes una “americanada”, mejor disfrutar de la venganza, y de cómo resuelven todo Butler y Freeman. 7/10

Objetivo: Londres (London Has Fallen) se estrena el próximo día 8 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>