“Cien años de perdón”: Atraco con sorpresa

cienEl espectador se ha enriquecido desde hace décadas con los diversos tipos de géneros que los cineastas nos han ofrecido, con un mayor o menor éxito. Llega ‘Cien años de perdón’, un filme de atracos con unos giros en el guión sorprendentes aunque beben de otras obras clásicas.

En esta ocasión el marco de la acción se sitúa en Valencia, donde un grupo de seis atracadores pretenden dar el asalto a un banco. La lluvia, el típico botón de seguridad y alguna que otra directora pendenciera (Patricia Vico al borde de la locura) se cruzarán en el camino de los protagonistas para no lograr su ansiado botín.

Es entonces cuando el juego de roles y la descripción de los personajes comienza a fluir. “El Uruguayo” (Rodrigo de la Serna, sorprendente cambio de registro) y “El Gallego” (Luis Tosar, siempre cumplidor) se erigen como principales líderes de la banda y sus decisiones serán ejecutadas por el equipo sin ningún tipo de problema. ¿O sí?

Una cinta cuya fortaleza radica en un guión en el que los puntos de giro nos añaden una constante angustia al ver que los protagonistas (y el espectador) sólo conocen la punta del iceberg. Un trabajo excelente de Jorge Guerricaechevarría, el cuál otorga a los escritos aquello que siempre reclama el espectador: “carnaza”. A pesar de vivir de otros grandes clásicos de atracos como ‘Le llaman Bodhi’ (tema máscaras y roles bien marcados) y sobre todo ‘Plan Oculto’ de Spike Lee (por un momento parece que se fuesen a esconder de la policía), ‘Cien años de perdón’ no tiene nada que envidiarlas en algunos aspectos.

Y es entonces donde el realizador nos sorprende. Daniel Calparsoro aplica la tensión como un director de orquesta mueve la barita y nos va adentrando en una historia cada vez más profunda y sorprendente. La aparición de personajes como el de Raúl Arévalo (un auténtico camaleón) o el de José Coronado (implacable) aportan frecura a la obra y interpretan personajes que a priori secundarios, acaban siendo vitales.

cien 1
Respecto a la ambientación es clásica pero cumplidora. Ubicar el centro de la trama en pleno Valencia (donde los aires políticos traen ventista) es algo curioso pero excelentemente escogido. El aire de la temática actual que se vive en España se expone de manera estupenda con la parte final del filme.

Correcta, bien elaborada y con tintes de un thriller que absorbe de los grandes clásicos del género. A pesar de algún que otro agujero guionístico (eso sí con tintes de humor bastante eficaces) y momentos de puro vacío existencial que copan parte del nudo de la obra, ‘Cien años de perdón’ entretendrá al público sin lugar a dudas con un aroma a blockbuster que tanto funciona en nuestro país como se pudo ver en ‘El Niño’ o ‘Celda 211′.

‘Cien años de perdón’ se estrena el próximo 4 de marzo en los cines de toda España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>