“Dope”, tres frikis, un barrio marginal y la búsqueda de la identidad

dopeUna droga consumida de forma ilegal con propósitos recreativos, una persona estúpida, y algo que es genial usado como término general de aprobación, esos son los tres significados de Dope, significados estrechamente ligados al ambiente de una película que destacó en la sección oficial del último Festival de Sundance, así como en la “Queer Palm” de Cannes por su capacidad para mostrar con total naturalidad la diversidad racial y sexual.

La película cuenta la historia de Malcolm, un joven de un barrio conflictivo de Los Ángeles, su madre es soltera y nunca conoció a su padre. Su historia reúne todos los tópicos e incluso en el instituto se esfuerzan por recordárselo, pero él quiere huir de ellos. Él y sus amigos, Jib, un chico latino y Diggy, una chica lesbiana, son “frikis” enamorados de la cultura del hip-hop de los ’90, en un barrio de camellos y pandilleros. Pero es muy difícil ser de un mal barrio y que no te salpique la droga o la delincuencia, y pronto los tres amigos se verán envueltos en un lio de drogas que se irá complicando más y más, a la par que descubren la sexualidad e incluso su propia identidad.

Los ‘90 fueron la época dorada del hip hop y Malcolm, Diggy y Jib aman esa época profundamente. Su gusto por esa década llega a generar sensación de extrañeza, estamos en el tiempo actual pero los personajes visten como en los ‘90, llevan bicis antiguas y sus peinados son de esa época, usan walkman, cintas de casete y no se identifican con el CD. Se llega hasta el punto en el que Malcolm parece sacado de El Príncipe de Bel-Air, y la película de forma autoconsciente se ríe de ello. Ese efecto de vuelta al pasado se consigue también gracias al tratamiento fotográfico del color y a una excelente banda sonora noventera muy bien integrada.

Seguramente la autoconsciencia sea una de las mayores virtudes de Dope, ella misma sabe que es una película “indie” en un duro “High School” americano (de los que tienen detector de metales por si a algún alumno perturbado le da por meter armas), y a partir de ahí, sin ocultar lo que es, su apuesta gana vida y libertad. Es capaz de reírse de los tópicos que rodean a los estadounidenses, es también capaz de generar unos códigos propios y tratarlos con desenfado. Y yendo aún más allá es capaz de criticar sin ningún reparo y sin perder la sonrisa temas tan espinosos como la incapacidad de la educación pública americana para ser una escalera hacia el éxito. Algo que en España desde Berlanga, nadie ha conseguido hacer.

Los personajes de los tres amigos, interpretados por Shameik Moore, Kiersey Clemons y Tony Revolori, están perfectamente ejecutados, resultan muy reales y se rodean de gran cantidad de secundarios que aportan mucha riqueza a una buena dirección actoral. La historia es simpática y estimulante aunque no perfecta, el guion no termina de encajar bien en todos los tramos y se acusan ciertas pérdidas de ritmo, con ciertos momentos en los que la suspensión de la incredulidad resulta bastante necesaria. Aún así la historia en conjunto es bastante disfrutable y la intranquilidad resultante de la aparición de la droga, así como el juego al que se somete el espectador subvirtiendo las expectativas sobre cuándo los pillarán es un gran acierto de guion.

Descubrimos con Malcolm, desde su inocencia e inexperiencia, y eso es delicioso. El despertar de la atracción sexual hacia una chica mayor le lleva a estar en el lugar equivocado en el momento erróneo, en un tiempo en el que los principios morales que van a regir su vida están aún en construcción. Y es que los principios son la piedra angular que hay debajo de todo el destacado envoltorio audiovisual. Pasar de ser alguien responsable a un chico al que “se la suda todo” se consigue cruzando una muy delgada línea. La lucha de apreciaciones entre cómo un chico negro de 18 años de un barrio marginal de Los Ángeles es realmente, cómo lo perciben los demás, hacia donde lo empujan y si se deja o no arrastrar, es ante todo la esencia de Dope.

7/10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>