¿“Bodas de papel” o Hagit contra el mundo?

Bodas-de-papel

“Hatuna Meniyar” (Bodas de papel, o el título mucho más adecuado en inglés, Wedding Doll), de Nitzan Giladay, fue una pequeña decepción en esta 60ª edición de la SEMINCI, pero supongo que solo porque el tema me interesa y la película no cubrió mis expectativas. Es más fácil cuando el tema te da un poco igual.

No es que sea una mala película, para nada (las he visto muchísimo peores), pero Giladay nos presenta una historia que podría dar mucho más de sí y se queda a medio camino. En mi humilde opinión, creo que el director exactamente no sabe que es lo que quiere contar, o simplemente se pierde en lo que quiere decir. El mismo comenta que, la imagen visual de una mujer vestida con un traje de novia hecho de papel es lo que le inspiró para realizar la película, y creo que eso mismo es lo que le despista. Aunque el arranque de la película con las muñecas de boda hechas de papel es muy bonito.

Creo seriamente que la historia interesante es la de Hagit, que con una leve discapacidad intelectual lucha por ser ella misma, a pesar de una madre ultra protectora, asustada constantemente por que se repita un episodio desagradable de su pasado, y contra una sociedad que la infravalora sin conocerla.

Hagit es la protagonista, es una muñeca de bodas a la que su madre no la deja moverse de la tarta. Es la historia de una hija y una madre y luego aparte está el “novio”, y la familia del “novio”, y los amigos del “novio”, y el problema con su hermano,  y el tema con su padre, y el tema del novio de su madre, que después de todo es lo único que no sobra, porque nos muestra la abnegación autoimpuesta de la madre. Mucha gente para una historia que dura 82 minutos y que debería de estar 100% enfocada en quien es Hagit y sus sueños e ilusiones, más allá de casarse.

Hagit es un personaje con muchas ilusiones, quiere ser diseñadora de vestidos de novia, pero primero tiene que conseguir que su madre la deje ir sola al trabajo. Moran Rosenblatt hace una interpretación estupenda de la joven Hagit, coge un papel muy complicado y lo hace suyo completamente. Pero la película, aunque correcta, no termina de contarnos la historia que tal vez el director quería contar, o que el público quería ver.

Bodas-de-papel2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>