“Reina Cristina, la mujer que fue rey” nos da una nueva visión cinematográfica de la figura de Cristina de Suecia

reina cristina

Es difícil re-versionalizar los clásicos y más cuando tienes en el otro lado de la balanza a Greta Garbo, hace 80 años, seguramente por eso “The girl King” (Reina Cristina, la mujer que fue rey) de Mika Kaurismäki se aleja todo lo que puede, de lo que ya se ha dicho en el cine de tan insigne figura histórica, menos por algunos detalles imposibles de obviar.

Esta nueva película coproducida entre Finlandia, Cánada, Alemania y Suecia deja al descubierto el lado más homosexual de la reina. Su orientación sexual queda completamente definida, por su relación lésbica y completamente amorosa con una de las damas de la corte, y también su no interés por los hombres, más allá de una relación fraternal o de concordia. La actriz Malin Buska hace un trabajo más que correcto y da un poquito de su alma a la insigne monarca, cuyo delito era pensar por sí misma, tomar sus propias decisiones y querer hacer de su país un lugar más culto. Bueno, y lo de negarse a casar y dar un heredero varón, también levantaba heridas entre sus mas cercanos consejeros.

El film tiene todo lo que se le puede pedir en la actualidad a una superproducción histórica, una reina rebelde y con las ideas claras, preciosos decorados, ropa bonita, sexo sin mucha censura, tanto heterosexual, como homosexual, conspiraciones, traiciones y un buen número de muertos. La película es fácil de ver, está completamente supeditada a los cánones del cine actual hollywoodiense (cosa que no es mala, pero es extraña de ver en la SEMINCI). Y seguramente le irá muy bien en taquilla, a la gente le gusto bastante, o por lo menos aplaudieron mucho.

Sin embargo, no creo que pase a la historia del cine histórico (perdonad la redundancia). Últimamente, tanto el cine como la televisión se han empeñado en traer hasta el presente, con más o menos acierto, historias del pasado, modernizadas, pero con conceptos históricos y esta no es mejor que la media, digamos que se queda en la media. Su realización es correcta, pero tampoco destaca, y cierto es que se arriesga con una relación homosexual, pero no creo que a estas alturas eso sea motivo de escándalo o exaltación, o eso espero.

Para pasar un rato entretenido entre traiciones y líos de alcoba.

Detalle: Tras el visionado de la película me enteré de algo que ya había sospechado, los tomates cherries no estaban muy de moda por aquella época en Suecia. No es que yo sepa mucho sobre el tema histórico nutricional, pero según un experto que estaba presente, parece ser que la película se da todas las libertades posibles, a la hora de dar de comer a sus protagonistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>