“Reina y patria”: John Boorman y la segunda parte de su autobiografía

reina y patria

Casi tres décadas han pasado desde que John Boorman presentara al mundo su aclamada “Esperanza y gloria”, un drama autobiográfico en el que el director inglés narraba parte de su infancia, marcada por la Segunda Guerra Mundial. La película recibió 5 nominaciones a los Oscar y 3 a los Globos de Oro, consagrando así a un director que ya había dado muestras de sus notables capacidades con títulos como, “Defensa” (1972), “Excalibur” (1981) o “La selva esmeralda” (1985).

Ahora, Boorman, a sus nada más y nada menos que 82 años y después de otros tantos títulos a sus espaldas como “El general” (1998) o “El sastre de Panamá” (2001), escribe y dirige la continuación de “Esperanza y gloria”, que, igual que su predecesora, tiene tintes autobiográficos. Bajo el título de “Reina y patria” llega la secuela, que cuenta la historia del joven Bill Rohan y su experiencia como instructor de un campo de entrenamiento en plena guerra de Corea.

La historia arranca desde la casa familiar, donde Bill descubre el cine en una divertida escena que será la primera de varias en las que Boorman introduce referencias cinéfilas de lo más reconocibles, desde el “Rashomon” de Akira Kurosawa, pasando por “Extraños en un tren” de Hitchcock o “El crepúsculo de los dioses” de Billy Wilder.

Poco después comienza ya la aventura de Bill en el servicio militar, donde conocerá a Percy, un carismático joven que se convertirá en su fiel compañero de idas y venidas, salidas nocturnas y enfrentamientos con el sargento mayor. Boorman se sirve del humor para reflejar a toda una generación de jóvenes, que, a pesar de tener preocupaciones radicalmente distintas, estaban obligados a prestar servicio militar.

reina y patria

Con la Guerra de Corea y la coronación de Isabel II de fondo, la historia funciona gracias a unos diálogos ingeniosos y momentos divertidos, aunque el ritmo se pierde cuando se trata de desarrollar la historia de amor entre Bill y la joven Ophelia. En los escasos momentos en los que los jóvenes salen del espacio militar, resultan sin duda los más atractivos los que se desarrollan en la casa familiar de Bill, gracias a los cuales conocemos a los integrantes de una familia de clase media tradicional dibujada con acierto por Boorman. La fotografía luce especialmente bella en estas escenas, donde el agua, las barcas y la naturaleza que rodea el hogar lo convierten en un lugar casi mágico.

Las actuaciones ayudan también a que “Reina y patria” sea una película fácil de ver. Callum Turner se mete en la piel de un protagonista con el que es sencillo empatizar, y su actuación es más que correcta. Le acompaña Caleb Landry Jones en un personaje de lo más particular, ese amigo leal y rebelde a partes iguales, y unos notables David ThewlisRichard E. GrantDavid Hayman y Brían F. O’Byrne. Mención especial se merece Vanessa Kirby, la actriz que encarna a la alegre y descarada hermana del protagonista, y consigue llevarse toda la atención cuando aparece en pantalla.

En definitiva, “Reina y patria” es una película entretenida que se ve con interés, a la que no se le pueden poner pegas técnicas o narrativas, aunque te deja con cierta sensación de haber visto algo convencional y demasiado corriente. Sin embargo, los amantes de Boorman la disfrutarán y verán que el cineasta sigue en forma, esta vez contando una historia más ligera de lo habitual, pero en la que deja su innegable huella. “Reina y patria” se estrena el 11 de septiembre en los cines españoles.

Un pensamiento en ““Reina y patria”: John Boorman y la segunda parte de su autobiografía

  1. Parecía olvidado este gran director, capaz de un cine tan brutal y espectacular como el que nos mostró en “La selva esmeralda” y la magnífica “Excalibur”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>