“El cumpleaños de Ariane”: Fábula francesa carente de profundidad que indaga en la felicidad y la autorrealización humana

arianeLas fábulas y relatos fantásticos han funcionado de manera desigual en muchas generaciones cinematográficas. La necesidad de atrapar la atención del espectador resulta fundamental si no se quiere caer en la somnolencia total. El cumpleaños de Ariane se queda simplemente en un cuento de difícil salida comercial pero que dejará con buen gusto a los seguidores del realizador, Robert Guédiguian.Ariane (interpretada por la mujer y musa de Guédiguian, Ariane Ascaride) celebra su cumpleaños y lo tiene todo preparado. La tarta de varias capas esta con todas las velas encendidas cuando descubre que nadie asistirá a su fiesta. Es entonces cuando decide coger su coche (Un Mini ni más ni menos, buena elección) y comienza a recorrer Marsella hasta que es absorbida por situaciones y personajes peculiares.

Situaciones surrealistas y momentos de giros argumentales sin sentido colman vuestras pantallas mientras va avanzando la cinta. Un grupo de personajes secundarios como una pareja de jóvenes muy sexuales colmados por los celos y la ambición, un dueño cascarrabias de un bar que ama cantar “musique Françoise”, un falso francés-americano muy visionario y un ex guardia de seguridad con graves problemas mentales y emocionales.

El cumpleaños de Ariane es un cuento sobre el sentir, el devenir del ser humano y una extensión de la autorrealización humana en el que la perdida del miedo y la busca de la felicidad actúan como premisas fundamentales. Guédiguian consigue mostrarnos el mundo de Ariane desde los ojos de la protagonista, sin duda uno de los puntos a tener en cuenta del filme.

Tiene excelentes escenas ante todo, aunque momentos de la trama carecen de intensidad y “mojo” para creernos la historia totalmente. Los personajes están perfectamente expuestos y cuentan con un desarrollo interno según avanza el filme hasta enfocar sus vidas en torno a la bondad y las ganas de vivir de Ariane.

Cinta puramente a la francesa. Ya sabéis, algún desnudo inesperado, creencia ciega en el amor, buenos paisajes y lo más importante: la música. Aplaudo por la excelente apuesta musical del filme con temas franceses y música clásica que aporta ritmo y verticalidad a la película.

38899

Visualmente no aporta nada nuevo, y por momentos llega a ser un poco repetitiva tanto repitiendo planos como situaciones dispares. El final no ha sido santo de mi devoción que convierte en la previsibilidad en uno de sus tantos adjetivos. Spoiler: El cumpleaños de Antonio Resines.

Según la intención de Robert Guédiguian esta película supone un regalo para su mujer y musa Ariane Ascaride, aunque si analizamos los detalles, encontramos pequeñas pinceladas de hombres como Jean-Paul Sartre, Antón Chéjov o directores como Godard, Fellini o Passolini entre otros. Viendo el formato nos podemos hacer una idea, aunque el talento de estos grandes no tiene comparación ninguna.

Un hermoso cuento que hará pasar un buen rato al espectador. No busquéis una película que innove en el mundo del cine, sino el puro entretenimiento a la francesa. El cumpleaños de Ariane se estrena el próximo 24 de julio en las pantallas de nuestro país gracias a Golem Distribución.

Lo mejor: Una fábula tan disparatada como fantasiosa.

Lo peor: Falta profundidad de tramas y de emociones para ser completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>