“Sharknado 2″: los tiburones molan

sharknado2Los escualos forman parte del imaginario colectivo con una mezcla de respeto, admiración y temor desde el momento en el que Spielberg estrenó su cuarta película. Y aún con todo nada nos podía preparar para el matrimonio entre el rey de los mares y el cine de catástrofes que nació de la factoría Syfy: Sharknado.

La película se convirtió en un fenómeno viral en cuestión de horas, mientras las redes sociales no terminaban de creer lo que estaban presenciando. Prácticamente un año después, tenemos ya con nosotros una continuación que como buenas segundas partes prometía más de todo, y se puede decir que cumple.

Para la presentación de la película fuimos convocados a El Cuartel By City Lights en Conde Duque. Un espacio donde además de disfrutar de una refrescante terraza y un pequeño market, podremos ver una buena selección de clásicos y estrenos en un agradable cine de verano, y todo en pleno centro de Madrid.

A última hora de la tarde y con una buena cola ya montada, comenzamos a pasar al gran patio que acoge el Cine de Verano, no sin antes, y para redondear el ambiente, pasar por un puesto con comida, bebidas varias y palomitas que se encontraba junto a la entrada. La organización nos proporcionó unos pases personalizados de la película con los que conseguimos un Hot Dog y bebidas a elegir.

Anthony C. Ferrante y Thunder (!) Levin repiten tras la cámara en labores de dirección y guión, y como actores hay que destacar el “duelo interpretativo” de la pareja protagonista, Unos Ian Ziering y Tara Reid que sin duda brindan los diálogos más celebrados de la película.

Fin (Ziering) y April (Reid) son los únicos supervivientes de la primera parte y, después de haber superado juntos un Sharknado, se ven con fuerzas y decididos a darse una segunda oportunidad como pareja.
Los volvemos a encontrar ésta vez cruzando el país, en un avión de Los Angeles a Nueva York, donde esperan encontrarse con la hermana de Fin y su familia.
Como todos esperábamos, antes de que el avión pise territorio neoyorkino las cosas se van a empezar a torcer.
La película empieza en una nota muy alta, pero a partir de ahí acompaña escenas hilarantes y entretenidas con otras resueltas con menos gracia.

No faltan batallas contra tiburones de todos los tipos y colores, más cameos de la cultura pop americana de los que uno es capaz de reconocer y una complicidad que da ser una segunda parte que siempre suma, pero también es verdad que es más fácil salir y entrar en la película ante tantos bajones de intensidad.

Con todo, y si uno es capaz de dejar los complejos en su casa, Sharknado 2 ofrece una ocasión perfecta para contemplar la mezcla de mitos Pop, absurdo y épica que hacen hervir las redes sociales, al tiempo que disfrutamos de una de esas películas que son más divertidas “si la ves con colegas”.

Un pensamiento en ““Sharknado 2″: los tiburones molan

  1. Pingback: “Megalodón”: Demasiada corrección y escasez de sangre | Cine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>