Ventajas de la TDT

Las ventajas del sistema actual (TDT) frente al anterior (TV analógica)

Son varias las ventajas que proporciona la TDT frente a las emisiones antiguas analógicas. Fundamentalmente, son cinco:

- Gran calidad de imagen y sonido

- Mayor cantidad de canales de televisión

- Valores añadidos (servicios interactivos)

- Nuevos formatos de emisión (16:9, HD, 3D)

- Recepción móvil y portátil

Veamos más en detalle cada una de estas ventajas, que fácilmente pueden ser utilizadas como argumentos para pasarnos ya a la TDT, sin esperar al "apagón analógico" (denominación que hace referencia al cese de emisiones analógicas que se producirá en 2010).

Gran calidad de imagen y sonido

La televisión digital ofrece una calidad de imagen y sonido comparable a la de un DVD, puesto que utiliza el mismo formato, MPEG-2. La imagen no presenta distorsiones perceptibles al ojo humano y las rayas, la doble imagen o el efecto "nieve" directamente no existen.

Imagen emitida por un canal digital

 

Imagen emitida por un canal analógico

 

Gracias a la mayor inmunidad a interferencias que presentan las emisiones digitales, la televisión digital jamás mostrará los defectos de señal que dejaba ver la televisión analógica al existir deficiencias en la recepción de la señal, bien por instalaciones no ajustadas, bien en momentos puntuales debido a fuertes temporales.

El sonido también gana en calidad. Perderemos ruidos de fondo originados por mala calidad de recepción. Además, la TDT garantiza la posibilidad técnica de emisiones en estéreo y con capacidad multilingüe en todo el país, a diferencia del sistema analógico, que actualmente sólo ofrece esas características con algunas televisiones autonómicas o en los centros urbanos de Madrid y Barcelona.

Mayor cantidad de canales de televisión

En la actualidad, las emisiones de televisión se producen en la banda UHF del espacio radioeléctrico. Esta banda presenta un total de 49 frecuencias disponibles (que se corresponden con los canales multiplex 21 a 69, ambos inclusive). Cada señal analógica ocupa un canal de UHF (o canal multiplex) completo y necesita que los canales adyacentes estén vacíos (sin ninguna señal) para que no se produzcan interferencias. Por tanto, podemos determinar que las emisiones analógicas realizan un uso poco eficiente de las frecuencias disponibles. El Plan Técnico Nacional se ha encargado de gestionar estas situaciones en todas las regiones del país a lo largo de las últimas décadas.

Por su parte, las emisiones digitales ocupan menos espacio, permitiendo que, en cada canal multiplex viajen entre 4 y 5 canales de televisión transportados en una única señal digital. Además, un canal multiplex que contenga emisiones digitales no necesita que los canales adyacentes estén vacíos. Éstos, a su vez, pueden llevar la señal de más cadenas digitales, por lo que el uso del espacio radioeléctrico es mucho más eficiente.

Las emisiones digitales permiten también la inclusión de servicios de radio y audio, lo que complementa la oferta audiovisual que es capaz de ofrecer esta tecnología.

[+] Más información

Valores añadidos (servicios interactivos)

La TDT trae una característica que no se refiere a la calidad o a la cantidad de los canales, sino a la actitud que desarrolla el telespectador frente al televisor. Así, la televisión deja de ser una "caja tonta" para permitir al telespectador acceder a información meteorológica, bursátil, conocer el estado de los aeropuertos, informarnos sobre loterías o estar al tanto de informaciones de última hora. La participación en concursos o sorteos es otra de las posibilidades que ofrece la TDT.

Según el servicio que se esté utilizando, se podrán encontrar distintos tipos de canales de retorno, aunque los más habituales serán el telefónico y por ADSL, con el fin de enviar opiniones, formularios, o poder participar en concursos.

Todo esto se consigue mediante servicios interactivos programados bajo el estándar MHP, que los propios operadores de televisión utilizarán para ampliar los servicios que ofrecen mediante la emisión de televisión. Por si fuera poco, también tendremos acceso a información adicional sobre el programa que estamos viendo, así como de los siguientes mediante la EPG (guía de programación electrónica). En pocos segundos podremos conocer qué programas se emiten esa noche o cuáles son las películas que se emitirán próximamente.

[+] Más información

 


Sin duda alguna, la TDT supone un salto cualitativo sin precedentes en el panorama televisivo, de una magnitud ampliamente mayor que la inclusión del color o del teletexto en las emisiones televisivas.

 

Nuevos formatos de emisión

Las emisiones digitales permiten a los operadores ajustar el formato de las emisiones a los requerimientos de los contenidos que se estén ofreciendo en ese momento. Así, en la TDT se pueden llevar a cabo emisiones en formato panorámico 16:9, el mismo que se utiliza habitualmente en las pantallas de cine, para ofrecer una imagen más amplia y que ofrezca visiones más completas de las escenas.

Este formato es utilizado como ya se ha comentado mayoritariamente en el cine, pero cada vez son más las producciones de series y programas de televisión que utilizan este formato ante las posibilidades que ofrece la tecnología digital. En la actualidad, ya hay emisiones panorámicas en nuestro país de eventos deportivos, programas, series, películas... Es cuestión de tiempo que las emisiones ganen en calidad y espectacularidad gracias a la utilización del formato panorámico.

También permite la TDT dar el salto a la alta definición, que ofrece una resolución de la imagen cinco veces la actual. A día de hoy no hay emisiones regulares en este formato aunque sí están en pruebas varios canales de ámbito nacional o autonómico. También queda para un futuro cercano el empleo del formato 3D gracias a la implantación de la alta definición y del empleo de gafas polarizadas.

Recepción móvil y portátil

Las emisiones de TDT, a diferencia de otros sistemas de televisión digital (como satélite o cable), permiten la recepción portátil y móvil.

La recepción portátil implica que la señal puede ser recibida directamente por un aparato de televisión con una simple antena telescópica, siempre que esté situado dentro de la zona de cobertura. Estos dispositivos pueden ser PDAs, teléfonos móviles, videoconsolas portátiles, etc. y para ello se hace uso de la norma estándar DVB-H, estándar desarrollado por el grupo internacional DVB para la visualización de televisión en dispositivos móviles.

La recepción móvil supone que la televisión no sólo puede ser recibida en cualquier lugar de manera estática, sino también en movimiento (como, por ejemplo, en medios de transporte tales como un autobús, un tren o incluso coches particulares).

Copyright © 2001-2017 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·