Señal 3D: códecs

Tanto en la Televisión Digital como en los diferentes soportes 3D disponibles en el mercado se recurre al necesario uso de los codecs de vídeo para almacenar y/o enviar estas imágenes. Actualmente los codecs que cubren esta necesidad son mayoritariamente MPEG-2 y AVC.

MPEG-2

El codec MPEG-2 es ampliamente usado desde principos de los años 90. Fue el codec elegido para los SVCDs y posteriormente para los DVDs, lo que a su vez le convirtió en un candidato perfecto para apoderarse de la Televisión Digital. A día de hoy sigue siendo el codec más usado en emisiones tanto profesionales como domésticas.

Con el paso de los años se ha conseguido optimizar las técnicas de compresión de este codec permitiendo reducir el bitrate (ancho de banda) necesario sin perder calidad por ello. Respecto a su nacimiento las técnicas de compresión han permitido reducir el bitrate aproximadamente un 50% y mejorar sustancialmente la calidad de imagen resultante.

A pesar de estas mejoras, MPEG-2 se encontró con un gran problema al llegar la revolución de Internet a mediados de los 90 a todo el mundo, pues las velocidades acceso que se tenían a la red de redes no eran lo suficientemente rápidas para permitir mover este tipo de contenidos por la red.

No por eso dejó de utilizarse en la Televisión Digital o el vídeo doméstico, sino que siguió evolucionando para dar cabida a los nuevos retos tecnológicos que se fueron presentando en su momento, como lo fue la Alta Definición a finales de los 90 y principios del 2000, o lo fue el salto a las tres dimensiones a finales de la primera década del nuevo milenio.

MPEG-4

El codec MPEG-4 comenzó siendo ampliamente utilizado en el ámbito de la informática e intercambio de ficheros de vídeo entre usuarios. Se caracteriza por requerir unas tasas binarias bastante más reducidas de las que requiere su antecesor MPEG-2, ofreciendo una calidad muy similar a la original. Ante este nuevo codec la industria del entretenimiento tuvo que replantearse la viabilidad de MPEG-2 para las aplicaciones futuras y actuales que tenía.

Esto llevó a que a finales de los años 90, surgiera un codec denominado MPEG-4 Part 10, también conocido como H.264 ó AVC (Advanced Video Coding, Codificación Avanzada de Vídeo) que prometía mejoras sustanciales respecto a MPEG-2 y que permitiría cubrir no sólo los usos actuales en aquel momento del codec MPEG-2 de manera mucho más eficiente, sino que permitiría en el futuro llevar imágenes de mucha más calidad con bitrates muy reducidos.

En 2010, se estima que la mejora de AVC/H264 sobre MPEG2 es del 40-60%, o lo que es lo mismo, aproximadamente es necesario la mitad de ancho de banda para transmitir imágenes en AVC que para hacerlo en MPEG-2. En MPEG2 se requiere 3-6Mbps de media para imágenes en definición estándar y 6-18Mbps para imágenes en Alta Definición. AVC es capaz de reducir esas tasas binarias en 1-4Mbps para definición estándar y 2-10Mbps para imágenes de Alta Definición.

Este ahorro de espacio permitió así desarrollar más proyectos basados en el codec AVC, como lo son el MVC (Multi View Coding, Codificación Multi Vista), que permite a partir de un flujo de vídeo AVC añadir información para generar imágenes estereoscópicas (3D) de alta calidad (hasta el punto de haberse convertido en el codec elegido para los Blu-Ray 3D), o el codec SVC (Scalable Video Coding, Codificación de Vídeo Escalable) que permite enviar imágenes AVC de una determinada resolución y en paralelo datos que permitan reconstruir la señal en formatos de definición superiores (por ejemplo, enviar una señal en formato 1080i ó 720p y reconstruir la señal en formato 1080p).

Además tanto MVC como SVC gozan de retrocompatibilidad, es decir, bien sea un receptor de Televisión o un Reproductor, si es compatible con el formato AVC, siempre mostrará la parte más básica de lo que se envíe (bien sea una imagen 2D si es MVC o la imagen de resolución base de SVC).

Copyright © 2001-2017 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·