¿Qué es la televisión en 3 dimensiones?

La 3DTV o Televisión en 3D consiste en emitir contenidos usando una representación de la imagen espacial similar a la que percibirían los ojos de una persona si estuvieran observando la escena.

En la práctica, capturar imágenes en tres dimensiones requiere equipos técnicos que sean capaces de capturar el doble de información de la habitual, pues mientras que en la televisión convencional se registraba sólo dos dimensiones mediante una cámara, para reproducir la percepción de la tridimensionalidad es necesario usar cámaras dobles, de tal manera que cada objetivo capte la imagen de cada uno de los ojos del espectador.

Aunque a priori pueda parecer algo totalmente innovador, la realidad es que la imagen 3D y la manera de reproducirla para que el ser humano sea capaz de vivirla es algo con ya muchas décadas de recorrido, y debemos retroceder más de 100 años para encontrar el momento de sus primeros usos.

Por tanto, las dificultades con las que se ha encontrado la imagen 3D a lo largo de la historia no han sido el cómo representar la imagen, lo cual desde un principio resultaba bastante sencillo aunque debía perfeccionarse, sino el cómo conseguir llevar esa imagen hasta los espectadores en buenas condiciones y dentro de la viabilidad y estándares en uso.

La imagen tridimensional (conocida también como “imagen 3D” o “estereoscópica”) da un paso más en el “engaño” que se realiza en la televisión con el cerebro humano.

El “engaño” actual consiste en hacer creer a nuestro cerebro que existe movimiento dónde sólo hay imágenes estáticas (la televisión consiste en 50/60 imágenes fijas por segundo que se emiten una a continuación de otra en un orden determinado).

Lo que ocurre realmente es que nuestro cerebro intenta relacionar esas imágenes entre sí y al estar tomadas una tras otra, terminamos percibiendo el movimiento de la escena correspondiente.

El salto al 3D se basa en la manera que el ser humano tiene de percibir los volúmenes y espacios. Nuestro cuerpo utiliza los ojos para captar imágenes del entorno que le rodea, y por tanto percibe una imagen distinta, aunque muy similar, por cada uno de ellos. Es precisamente esta ligera diferencia la que permite al cerebro humano ubicar los objetos en el espacio.

La forma de reproducir esta manera que tiene el cuerpo humano de observar el mundo, es capturar mediante 2 cámaras la imagen que percibiría cada uno de los ojos, y para ello basta con situar ambas cámaras en paralelo a una distancia equivalente a la de los ojos humanos.

Tras capturar la escena de esta manera basta con reproducir la imagen de cada cámara en el ojo correcto, y el cerebro no sólo verá el movimiento como ha hecho con la TV tradicional, sino que además será capaz de reconocer los espacios que conforman la toma que está contemplando el espectador, como si se encontrara éste observando con sus propios ojos.

También hay que destacar que aunque la Televisión 3D (3DTV) no está unida a la Alta Definción (HDTV) lo cierto es que a día de hoy todos los contenidos 3D (tanto canales 3D como películas 3D) se producen en Alta Definición en 3D usando formatos de 1080 líneas, con lo que aunque ninguno exige al otro, suelen ir siempre (o casi siempre) de la mano.

Copyright © 2001-2017 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·