Soportes de Alta Definición

A día de hoy, el formato de Alta Definición para el hogar, es el Blu-Ray.

El disco es similar a un DVD (comparte sus mismas dimensiones) y se basa en utilizar un haz azul (de menor longitud de onda) en lugar del usado hasta ahora que era de color rojo, lo cual permite que la información que se almacena en los discos se encuentre mucho más concentrada, permitiendo así almacenar mayores cantidades de información por disco.

Además, este soporte permite almacenar más de 2 capas de información, a diferencia de los DVDs tradicionales que sufrían de esta limitación.

La capacidad de un disco Blu-Ray de una única capa, es de 25GB, espacio suficiente para almacenar bastantes horas de Alta Definición, aunque también se utilizan de manera habitual los de doble capa, que ofrecen una capacidad de 50GB. A día de hoy se está ya trabajando en discos Blu-Ray de 6 capas y una cara, con una capacidad total de 200GB. Es capaz de ofrecer una tasa de transferencia de hasta 54 Mbps.

Todos los discos Blu-Ray cuentan en su superficie con una capa adicional especialmente diseñada para minimizar las rayaduras en su superficie, haciendo los discos mucho más resistentes al tiempo o a la mala manipulación de estos.

Imagen

Los discos Blu-Ray permiten almacenar imágenes tanto en definición estándar (576i/480i) como en alta definición (720p,1080i,1080p).

Para la compresión de éstas, Blu-Ray permite utilizar los codecs MPEG2, AVC y VC1, siendo los dos últimos codecs de última generación, que ofrecen un mayor nivel de detalle en la imagen empleando el mismo ancho de banda que el primero. Además, en la utilización de estos codecs existe menor riesgo de sufrir pixelaciones debidas a imágenes que contienen mucho movimiento o bien destellos y luces fugaces.

Sonido

Blu-Ray avanza también en el campo del sonido, incorporando nuevos codecs que ofrecen un mayor rendimiento.

Dentro de la gama de codecs con pérdida de calidad (aunque sea mínima) encontramos los formatos ya conocidos Dolby Digital y DTS, usados de manera habitual ya en el soporte DVD estándar (aunque DTS no era de utilización obligatoria). A estos dos codecs, se permite añadir de manera opcional el soporte para los codecs Dolby Digital Plus y DTS HD. Dichos codecs deben de ser soportados por el reproductor para que puedan ser reproducidos.

Dada la gran capacidad de los discos Blu-Ray, se antoja el poder disfrutar del sonido puro, sin compresión alguna, tal y como fue concebido. Para ello, y tal y como sucede con el DVD, los reproductores Blu-Ray deben soportar obligatoriamente el sonido PCM, y de manera opcional se puede añadir soporte para Dolby True HD y también DTS HD Master Audio.

De esta manera, en todo disco Blu-Ray debe haber al menos una pista en Dolby Digital, DTS o PCM, y de manera opcional, puede haber pistas extra en formato Dolby Digital Plus, DTS HD, Dolby True HD o DTS HD Master Audio.

Interactividad

Blu-Ray explora esta nueva faceta de la nueva generación. Para ello hace uso de su servicio de interactividad denomindado "BD-J" (Blu-Ray Disc Java). Dicha interactividad se basa en el estándar de interactividad de la Televisión Digital Terrestre, conocido como MHP (Multimedia Home Platform), que a día de hoy usan todas las cadenas de televisión nacional en España así como en otros países europeos.

Seguridad en Blu-Ray

Blu-ray tiene distintos niveles de protección en sus discos, tal y como ha venido ocurriendo con los actuales discos DVD, aunque en Blu-Ray se ha evolucionado también en este aspecto, ofreciendo un sistema más robusto.

Al igual que un DVD, un disco Blu-Ray tiene una primera protección basada en la región del planeta en la que está permitida la reproducción del disco. De tal manera, dentro de cada región todos los reproductores tienen asignada una misma zona, y los títulos en Blu-Ray que se vendan, vendrán limitados (si así se desea) para ser reproducidos únicamente en los reproductores con esa misma región.

En los DVDs existían un gran número de zonas, que contaban incluso con una zona de reproducción de discos destinada al espacio o aguas internacionales (zona 8).

Blu-Ray simplificó este esquema reduciéndolo a 3 zonas:

Región A: Norte América, Centro América, y Sur América, así como el Sudeste Asiático, Japón y ambas Koreas.

Región B: Europa, África, Islandia, Oriente Medio, Australia y toda Oceanía.

Región C: Todos los territorios restantes de Asia.

De todas maneras, a principios de 2008, dos tercios de los discos sacados al marcado eran de tipo Región Libre.

A esta protección "distributiva" de contenidos, se suman tres protecciones antipiratería:

AACS-128bit: Evolución de la ya existente en DVD (y denominada CSS, que usaba 40bits).

BD+: Basada en el uso de una máquina virtual que incluyen los discos Blu-Ray con este tipo de protección.

ROM-Mark: Identificador pregrabado en los discos Blu-Ray y no modificable, además de ser únicamente leído por reproductores para autenticar el disco. Sólo las grabadoras industriales tienen acceso a esta parte del disco para su modificación.

Perfiles Blu-Ray (Profiles)

Profile 1.0: Fue el utilizado para los primeros reproductores que salieron al mercado. Permite una reproducción básica de los discos, del tipo que podemos tener en un DVD actual, pero en Alta Definición. A día de hoy los nuevos reproductores que se saquen al mercado no pueden usar este perfil.

Profile 1.1 (Bonus View): Aumenta los requisitos, debiendo los reproductores permitir la reproducción de dos imágenes de vídeo simultáneamente, así como de dos pistas de audio. Este tipo de reproductores no tienen todavía conexión a Internet. La interactividad BD-J, debe incorporarse al reproductor.

Profile 2.0 (BD-Live): Nivel máximo de perfil para Blu-Ray. Al perfil 1.1 añade la conexión a internet, que permite descargar contenidos relacionados con el disco insertado directamente desde la web, pudiendo ser estos vídeos, audiocomentarios, juegos interactivos, ...

Blu-Ray Doméstico

A día de hoy ya existe un repertorio de grabadores de Blu-Ray tanto para PC como de sobremesa para ser usados en un televisor de Alta Definición. De igual manera existen videocámaras de Alta Definición que permiten almacenar las imágenes en discos Blu-ray de diámetro reducido.

Guerra de Formatos

La denominada guerra de formatos terminó en Febrero de 2008, tras varios años de dura competencia entre los formatos de Toshiba y Sony, cuando Toshiba decidió abandonar la producción de reproductores y discos en formato HD-DVD. Esta determinación se dió a las pocas semanas de que Warner decidiera decantarse por Blu-Ray únicamente, decisión tomada a su vez pocas semanas después de que Paramount y Dreamworks, pasaran de sacar sus títulos en ambos formatos, al ya discontinuado HD-DVD exclusivamente.

A los pocos días del anuncio de Toshiba, tanto Universal (que apoyó desde el principio únicamente a HD-DVD) como Paramount y Dreamworks, hicieron pública su intención de sacar sus productos en formato Blu-Ray, y se espera ver los primeros a principios la de primavera de 2008.

Toshiba presentó en agosto de 2002 su formato HD-DVD en el DVD Forum, que salía desde sus inicios con sus perfiles completos, conexión a internet, interactividad así como reproducción múltiple de vídeos simultáneamente (útil para crear ventanas de video sobre la película en la que ver a actores y directores comentando las escenas, por ejemplo). El formato se presentaba casi dos años después de que Sony anunciara que estaba desarrollando un disco óptico de alta densidad empleando el láser azul.

Toshiba presumia de tener el formato de Alta Definición más barato para su fabricación, además de un formato sin restricciones geográficas al carecer de este tipo de protección. A pesar de ello, tenía una gran deficiencia respecto al formato azul de Sony, y era la capacidad. Un disco HD-DVD tenía 15GB de información por capa, frente a los 25GB por capa del Blu-Ray.

De tal manera, entre las diferencias de capacidad, y el apoyo de la industria, HD-DVD se vió destinado al olvido, dando así los fabricantes de reproductores soporte indefinido a estos productos, pero dejando claro que no se iba a producir ningún producto en formato HD-DVD y mucho menos, iban a lanzarse nuevos productos.

El único de los grandes fabricantes que ha afirmado que seguirá lanzando reproductores con capacidad para reproducir HD-DVD, ha sido LG, que potenciará así su gama de reproductores duales, permitiendo así a los que ya comenzaron su videoteca de Alta Definición, tener un reproductor que les sirva tanto para los HD-DVD, como para el formato ya ganador de la Alta Definición óptica, Blu-Ray.

Se espera por parte de Toshiba, que en Marzo de 2008 la producción de reproductores HD-DVD desaparezca por completo, aunque no han anunciado que vayan a producir reproductores en formato Blu-Ray.

Microsoft, que en su consola de videojuegos XBOX 360, contaba con un reproductor externo de HD-DVD, anunció varios meses antes del "fin de la guerra de formatos" que si el mercado así lo pedía, sacaría una unidad externa de tipo Blu-Ray.

Sony, por su parte, y gracias a la Playstation 3, que incluye de serie un reproductor Blu-Ray que hace uso ya del perfil 2.0 (BD-Live) gracias a actualizaciones de firmware, no sólo no tendrá que modificar su consola, ha conseguido posicionar al blu-Ray en el mercado como formato más comprado, dado el alto número de reproductores Blu-Ray vendidos teniéndo en cuenta las ventas de esta (a pesar de que HD-DVD en su día hiciera lo posible por no considerarlas como reproductores de Blu-Ray, y así anotarse un tanto en ciertos mercados).

Copyright © 2001-2017 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·