“The Crossing” plantea una idea interesante pero debe ofrecer más si quiere engancharnos

thecrossingSi mezclas en una misma serie un gran misterio, con viajes en el tiempo, un poco de conspiraciones gubernamentales y lo rematas con un reparto coral, tenemos delante de nuestra pantalla a “Perdidos”. Ups, perdón. Quería decir “The Crossing”. La memoria me jugó una mala pasada, aunque no es casualidad porque en Estados Unidos se ha vendido así por la cadena ABC, la misma que en su día emitió con gran éxito la serie de Abrams. Desde el pasado martes se puede ver en HBO España, esta serie que pretende engancharnos con una premisa, a priori interesante, pero que debe ofrecer más para conseguirlo.

Las modas en televisión son cíclicas. Y cada cierto tiempo, las cadenas norteamericanas y sus responsables se centran en un género o en una apuesta que a veces simplemente pretende repetir éxitos ya pasados. Ahora estamos en el momento de los revivals, remakes, reboots (¡llamadlos como queráis!). Ya perdí la cuenta de las series y pilotos que pretenden en los últimos tiempos de una manera u otra apelar a nuestra nostalgia, o simplemente optar por la formula fácil que no conlleva riesgos. Y frente a esta moda del revival nostálgico, nos encontramos en televisión otra costumbre no menos extendida de buscar la serie que repita el éxito de otra. Si ahora, las cadenas están inmersas buscando la nueva “Juego de Tronos” (Amazon lo está intentando con “El Señor de los anillos” y Netflix con “The Witcher”), en su época, la repercusión de “Perdidos” llevo a las cadenas norteamericanas a buscar una serie que repitiera el éxito de esta. Sin embargo, los intentos por encontrar la serie heredera de “Perdidos” dejó en el camino un buen puñado de cadáveres: “Flash Forward”, “Invasión”, “Surface”, “Threshold”, “The Nine” o “The River”, son solo algunos ejemplos de series que no pasaron de su primera temporada.

Ahora llega, pasados los años “The Crossing” que intenta repetir la formula de atracción sobre una historia de misterios y giros inesperados. En “La Travesía” (así es como se ha traducido el título en España) nos situamos en un pequeño pueblo costero del noroeste de Estados Unidos que ve sacudido su día a día con la aparición de miles de cuerpos en una de sus playas. Sólo consiguen rescatar a 47 personas. Y estos se convierten refugiados que en los interrogatorios con los agentes del Departamento de Seguridad Nacional desvelaran una historia increíble. ¡Tranquilos, no es spoiler! Estas personas provienen de un futuro Estados Unidos que está en guerra y han llegado huyendo de un holocausto que se producirá dentro de 150 años.

Hasta aquí el gran misterio, que se presenta rápido y al grano, como buena serie con una historia serializada. El guion del piloto se mueve rápido intentando abarcar lo máximo posible para mostrarnos al mayor número de personajes y darnos alguna pista sobre hacia donde irá encaminada la historia que pretende tenernos enganchados durante un buen puñado de capítulos. Esto último lo consigue, aunque a medias. Como ya he dicho, la premisa es interesante y el encontrarnos con un grupo de refugiados, en un momento en el que Estados Unidos ha endurecido sus políticas migratorias puede dar mucho juego si se hace bien. Esto sin duda es un punto a su favor.

En cuanto al reparto, este cumple sin alardes con unos personajes apenas entrevistos en el piloto. Y que de momento repiten clichés ya vistos: sheriff divorciado que huye de su pasado, una pareja interracial, el típico listillo que cree tener información relevante, una niña huérfana y hasta un malo que se ve a kilómetros. Hasta aquí todo correcto, pero espero que sean capaces de darles más profundidad a los personajes, aunque como presentación me vale.

Con algún giro de guion inesperado y el misterio de la conspiración que con el paso de los años derivara en una gran guerra pululando a lo largo del primer episodio, este consigue que mantengamos la atención sin apartarnos del camino. Como unos niños buenos. A partir de aquí ¿será suficiente para mantener el interés? Esa es la gran pregunta. Sobre todo, en una época en la que muchos nos estamos acostumbrado a ver temporadas de series en forma de maratón gracias a la disponibilidad al completo de estas en las plataformas de streaming. Esto en sí no tiene por qué ser un hándicap, pero también corremos el riesgo de engancharnos para que finalmente la serie sea cancelada.

Aun así “The Crossing” cuenta con potencial para ser buen entretenimiento que además consiga a través de la ciencia-ficción, ahondar en una historia que puede ser el reflejo de la sociedad norteamericana actual.