Entrevista a Manuela Velasco: “El primer día que trabajé con mi tía no podía hablar de los nervios”

FESTVAL 2017

Manuela Velasco interpreta a Isabel en el reciente drama familiar de TVE: “Traición”, una serie que está enganchando a buena parte de la audiencia gracias a su suspense. La actriz nos habló del proyecto en la pasada edición del FesTVal de Vitoria, así como de la experiencia de trabajar con Ana Belén en su regreso a la televisión.

¿Qué opinas de tu personaje en “Traición”? 

Me resulta muy interesante. Soy la hija de en medio y encima no soy abogada. Me ha costado como actriz y como personaje ver cuál era mi lugar en la serie. Fue muy interesante cuando hicimos la lectura de los guiones, ya que en principio lo que me contaba Ramón Campos iba por un lado y yo escuchando y viendo a mis hermanos decía: “Es que aquí hace falta otra cosa”. Me di cuenta entonces de que Isabel tenía que ser la argamasa de la familia, la que los une. Y por ahí encontré bastante el papel. Es verdad que no trabaja y de eso también hablé con Ramón, porque yo como Manuela, como mujer de hoy en día, pensaba que tenía que hacer algo, aunque fuera  ayudar a una ONG. Sin embargo, y aunque aparentemente no hace nada, es el señor lobo de los desaguisados de su marido y de la familia un poco. Consigue que la fachada quede preciosa cuando por dentro es todo lo contrario.

Respecto a lo que acabas de decir, ¿cuánta flexibilidad tenéis para modificar vuestro personaje?

En el caso de “Traición” es lo que ha contado Ramón, que tenía claro qué actores quería que interpretasen a los personajes y empezó a escribir pensando en nosotros. Después los completamos todos juntos. Luego a mí me pasa muchas veces que cuando leo un personaje quiero salvarlo siempre, pero la que estaba equivocada con Isabel era yo, ya que ella es así. Y es que hay cosas que cuando vas leyendo ves que funcionan menos y que cuando lo pones en pie y ensayas ves qué hay que modificar y qué hay que construir entre todos. Ese es el proceso creativo que a mí me gusta.

¿En “Traición” habéis tenido como referentes a otras series de sagas familiares?

Sí, vi “Falcon Crest” siendo muy pequeña y me recuerda y me hace mucha gracia. Hay frases lapidarias que dice Ana Belén que cuando las leía en casa pensaba: “Esto es imposible de decir”. Son frases inmensas, son como shakesperianas. Y Ana Belén las dice con un peso, con una mala leche… Nos deja petrificados. Y claro, me vienen a la cabeza personajes como Angela Channing.

¿Cómo ha sido trabajar con Ana Belén?

La admiro mucho desde pequeña. Se lo digo siempre, que a mí sus películas, y en especial “La casa de Bernarda Alba”, cuando hizo de Adela, me fascinaba. Tenía muchas ganas de trabajar con ella, pero también me asustaba, porque Ana Belén es una pedazo de mujer, actriz de cine y de teatro, que ha interpretado a los grandes personajes de la historia de la literatura. No puedo explicar lo generosa, lo comprometida que es. Tiene un talento, una elegancia, una personalidad… Y luego es tan humana… Se preocupa siempre por tus asuntos personales.

Sorprende que te impresione viniendo de una familia de artistas.

No es que me sorprenda. También me pasó cuando trabajé con Pepe Sacristán en “Velvet” o el primer día q trabajé con mi tía (Concha Velasco). No podía hablar de los nervios que tenía. Me temblaba todo el cuerpo porque me daba pudor. Y es que esas personas están hechas de otra pasta. Tienen tanto oficio en el cuerpo… Siento tanto respeto que me impresiona. Además, son representantes de una manera de trabajar que se ha perdido.

¿Te ha planteado que en un futuro puedes ser como ellos?

Ojalá. A mí me encantaría tener una carrera tan larga como ellos e interpretar personajes del mismo peso. También es verdad que el tiempo va pasando y vas mejorando profesionalmente y coincidiendo con gente mas joven.

¿Te veremos en un futuro en “Velvet Colección”?

Pues Teresa Fernández-Valdés (productora de Bambú Producciones) me ha preguntado que si quiero volver a interpretar a Cristina algún día, aunque sea solo una aparición. Yo le dije que por supuesto. Adoro al personaje, me lo he pasado bomba interpretándolo. Y es que me divierto mucho más haciendo de mala.