“Counterpart” apunta a ser algo más que un simple thriller de espías

counterpart¿Se puede ser justo analizando una serie sólo por su episodio piloto? Depende. Tal vez sí. Es la labor que nos hemos agenciado desde hace muchos años, pero siempre tienes la sensación de que para bien o para mal, con tan pocas referencias, no acabas de ser objetivo (o subjetivo) opinando de una serie. En el caso de “Counterpart”, serie que llega este lunes 22 de enero a HBO España, puedo decir que si continúa ofreciendo el resto de temporada lo que promete en su episodio piloto, estamos ante uno de los estrenos del año.

¿Qué pasaría si hace 30 años un fallido experimento en pleno apogeo de la Guerra Fría hubiera dividido nuestra realidad en dos? Un camino que se bifurca en dos. Nuestra vida, según las decisiones que tomáramos podría ser de una forma o de otra. Una sensación, una elección, un sí o un no. ¿Qué pasaría si…? Son cuestiones que nos plantea “Counterpart”, la nueva serie de Starz que hoy lunes se estrena en España HBO.

Porque sí, hay mundos paralelos, hay espías, hay asesinas, hay secretos ocultos y conspiraciones al más alto nivel, pero si rascamos bajo la pátina del thriller, en su primer episodio, la serie nos plantea un dilema mucho mayor. ¿La vida que llevamos es la que nos toca tener o la hemos elegido? ¿Debemos sentir remordimientos por no llevar la vida que esperamos o creemos merecer? Y es en medio de estos dilemas existenciales donde conocemos a Howard Silk (J.K. Simmons), un hombre gris que lleva 30 años trabajando para una gran agencia de espionaje de las Naciones Unidas con sede en Berlín. Es parte de un engranaje mucho mayor, casi como una cadena de montaje, en un trabajo en el que se ha estancado y en el que no consigue subir de escalafón. Estando su vida dividida entre su anodino trabajo y sus visitas al hospital para ver a su mujer (Olivia Wilde) que se encuentra en coma tras sufrir un atropello.

counterpart2Sin embargo, todo su mundo se viene abajo cuando descubre que el lugar donde trabaja es la puerta a otra realidad, que se separó de la nuestra hace 30 años debido a un experimento que salió mal. Y lo hace de la forma más traumática posible, conociendo a su otro yo del “otro lado”. Este Howard representa todo lo que no es el Howard de este lado. No ya por su estatus de espía de alto nivel en el “otro lado” sino por su personalidad, su decisión, su carisma, …. Y es aquí donde encontramos lo mejor del episodio piloto de “Counterpart”, el trabajo de un gran J.K. Simmons. El veterano actor da vida a dos personajes tan iguales físicamente como diferentes al extremo en su personalidad. Siendo el sólo capaz de llevar el peso de todo el episodio, mostrando la humildad y la ingenuidad del Howard de este lado, y la personalidad arrolladora del Howard del “otro lado”. Ganador del Oscar y del Globo de Oro a mejor actor de reparto por “Whiplash”, Simmons es un habitual de la televisión, al que los más seriefilos recordarán por ser el Doctor Emil Skoda en la franquicia “Ley y Orden” y por dar vida a Vernon Schillinger, líder de la Hermandad Aria en “Oz”. Ahora le llega la oportunidad de protagonizar por primera vez una serie y al menos en el primer episodio de “Counterpart” lo hace a lo grande.

En cuanto al episodio en sí, este mantiene un ritmo pausado, tras un comienzo explosivo, en el que se nos van dando detalles de lo que está sucediendo. Y lo vamos haciendo a la par que el personaje del Howard de este lado. Poco a poco nos vamos enredando en la tela de araña del espionaje. ¿Se puede confiar en el Howard del “otro lado”? ¿Es la asesina que viene buscando el peligro para este lado o es algo más? La serie plantea de inicio estos interrogantes para el juego de espías que nos muestra de inicio. Aunque como ya he mencionado, el thriller de espías es sólo una parte de lo que “Counterpart” pretende mostrar al espectador. Ahora es cuestión de ver si la serie será capaz de mantener ese equilibrio entre el dilema existencial que plantea dos realidades paralelas y el puro género de espías, con sus giros de guion, sus personajes llenos de claroscuros y la acción más física. Al menos de inicio, me tienen ganado por la causa y con ganas de conocer más del “otro lado”.

PD. Si, seguro que los más seriefilos al mencionar realidades paralelas os habréis acordado leyendo este artículo de de “Fringe”, serie con la que “Counterpart” comparte algún punto en común, al menos en la premisa inicial. Veremos hasta donde se separan.