Pólemica adaptación de “Legion”

legion

Terminada su primera temporada, con éxito de crítica y no tanto de público, pero el suficiente para que ser renovada por una segunda temporada, he aquí un repaso de lo que han sido los primeros episodios de “Legion”, adaptación del cómic de Marvel del mismo título.

Va de un enfermo mental, que en su niñez tuvo unos episodios de esquizofrenia y tras ser tratado psiquiátricamente el protagonista, David, se ve inmerso en mundo entre realidad y fantasía terminando recluido en un centro de salud mental. Los psiquiatras hayan indicios de que tiene una mente que en momentos de arrebato y de mucha presión puede provocar movimientos de objetos y lanzarlos sin ni siquiera tocarlos. Esto es una forma para sacarse de dentro las frustraciones internas. Terminará descubriendo que tiene poderes.

Se supone que está dentro del universo Marvel, y de la saga mutante X-Men pudiendo ser el hijo de Charles Xavier, el profesor X. El cambio de su actor principal es total tanto físico como interpretativamente. Dan Stevens, pasa de ser aristócrata con tendencia a engordar y aire soso en la serie británica “Downton Abbey” a ser un delgado inestable.

El primer capítulo se desarrolla de forma delirante, donde el espectador se confunde entre la realidad y los propios pensamientos que el protagonista tiene debido a su enfermedad. Esto se sigue repitiendo en los episodios restantes. Hay un personaje al que le tiene pánico. Es un monstruo, aunque él sólo ve en sueños en forma de un dibujo obeso y con los ojos amarillos que se repite una y otra vez. Le aterroriza, soñando con él y manteniendo la incógnita de su personalidad.

Serie recomendable sabiendo que estamos en un mundo nada convencional y no es la típica serie de superhéroes a la que nos tiene acostumbrada la televisión actual, sobre todo Marvel.