“Bull” llega para cubrir el hueco dejado por Alicia Florrick

Bull-2Tenemos nueva serie de abogados, se llama “Bull” y se emite desde hoy todos los jueves en FOX. Lo más llamativo es el protagonista no es abogado, de hecho es el doctor “Bull”, Michael Weatherly, que parece seguir con prácticas parecidas a su otra serie (“Navy: Investigación Criminal”) porque viene acompañado de un equipo que le ayudará no sólo a librar a su cliente de la cárcel, sino que de postre también encontrará al verdadero culpable.

Desde más allá los tiempos de “La ley de Los Ángeles”, la televisión americana ha tenido un idilio con las series protagonizadas por abogados: “Ally McBeal”, “El Abogado”, “Boston Legal” y “The Good Wife”, la última en dejar un hueco en nuestro corazón tras su reciente final tras siete temporadas. Mucho se ha hablado de un posible spin-off, pero mientras llega, los amantes de los dramas legales están de suerte porque con “Bull”, van a poder disfrutar de los juicios desde un punto de vista completamente distinto.

Llama poderosamente la atención que el protagonista de una serie de abogados sea un médico, un psiquiatra para ser exactos, que acompañado de un equipo en el que sí tiene abogados (uno de ellos es Freddy Rodríguez, que siempre será recordado como el embalsamador Rico de la estupenda “A dos metros bajo tierra”), una experta informática o un modista. Además utilizará un poderoso sistema informático para saber lo que va a votar el jurado, y así poder manipularlo e intentar salvar a su cliente, que por supuesto, o por lo menos en el primer episodio, se supone inocente.

Una premisa muy original, que permite ver el drama judicial desde otro punto de vista, ya que a la vez que se intenta encontrar la verdad sobre el caso, determinará todos los posibles aspectos que pueden influir en una persona para dar un veredicto de inocencia o culpabilidad en un juicio. Este primer episodio consigue entretener, ya que estamos ante un procedimental al uso, es decir un episodio autoconclusivo que se centra en defender a un acusado de asesinato, que afortunadamente no mete una trama serializada, pero dado el éxito de otras series que sí la tienen como “Bones”, “NCIS” y similares estoy seguro que en los siguientes irá apareciendo para enganchar a la audiencia yaprovechar algo más a los secundarios que aquí nos presentan muy de pasada.

El Dr “Bull” protagonista va un poco de sabidillo, en plan “House”, pero cumple su papel sobre todo con las preguntas para la elección del jurado, aunque ese minuto final en el que descubre quién es el asesino sobraba por completo, ya que hubiese sido mucho más original no darle al espectador todo tan masticadito.

Aún así tiene buena pinta y ahora que nos hemos quedado sin ningún “CSI”, pues han llegado sus sustitutos en el terreno legal con todo el equipo de “Bull”, los jueves por la noche en FOX.