Un paseo por la nostalgia: “Los sesenta no pasan de moda”

lossesentanopasandemodaA veces no te das cuenta de como pasa el tiempo, hasta que te sientas y te paras, durante al menos cinco minutos y te fijas en ese calendario que tienes junto a ti. Y de pronto eres consciente, de que han pasado los días, sin apenas darte cuenta, y deseas aún con mas ganas que el día tenga más de 24 horas, para poder hacer todo lo que te gustaría. Y esto viene a cuento simplemente, porque entre las muchas cosas que tenía pendientes, se encontraba hablaros de “Los sesenta no pasan de moda” (291 páginas, 19,95€), nueva apuesta editorial de Dolmen Editorial escrita por Doc Pastor. Todo un viaje seriefilo a la prolífica década de los sesenta.

A [email protected] de los que nos leéis por este blog, os pillaran muy lejos los años sesenta (incluido al que subscribe este artículo), pero esta década significó una época de cambios en todo el mundo (aquí tardaron algo más por aquello de esa dictadura de cuarenta años que nos mantuvo alejados de la realidad) y la televisión no fue ajena a estos cambios. Y para demostrarlo, nada mejor que conocer en profundidad tres series británicas que marcaron un antes y un después, en la forma de hacer y entender la televisión. Estoy hablando claro de “Doctor Who” (serie que vive actualmente una segunda juventud televisiva), “Los Vengadores” (nada que ver con los superhéroes de Marvel) y “El Prisionero”.

Escrito por Doc Pastor, “Los sesenta no pasan de moda” es un libro que hará las delicias de todos aquellos amantes de la televisión sobre todo, pero también de aquellos que quieran descubrir unas series que marcaron a una generación y que contribuyeron a lo mucho y bueno que inunda nuestras pantallas catódicas hoy en día. Y es que los sesenta, en cuanto a televisión se refiere, marcaron un punto álgido en la creación televisiva. La imaginación desbordó las pantallas y el espectador salió ganando, con unas producciones que suplían la escasez de medios, con guiones llenos de historias de gran calidad.

Doc Pastor centra gran parte de esta obra, en las tres series que menciono más arriba. Y lo hace desgranando en profundidad, todo lo referente a estas tres producciones británicas de culto. Conoceremos como se gestaron, como se idearon y el porque. Viajaremos con él, desde sus orígenes, hasta el presente, y como han influido en series contemporáneas (algo en lo que destaca sobremanera “El prisionero”), pasando por un análisis exhaustivo de los aspectos más destacables de las tres. Y como él mismo señala en algún momento, Doc Pastor es todo un mitomano, algo que se nota en las casi 300 páginas que abarca “Los sesenta no pasan de moda”, y que sobresale en el nivel de detalle que contiene y que han convertido su lectura en toda una delicia para el que suscribe.

Pero “Los sesenta no pasan de moda”, no se olvidan de otras series que destacaron en la mítica década de los sesenta y que también forman parte de nuestra cultura popular. Y así, desde Reino Unido viajaremos hasta Estados Unidos, y nos imbuiremos en el pop colorista de Batman, cuyas aventuras televisivas fueron todo un fenómeno en su momento. Porque ¿quién no recuerda esos diálogos surrealista entre Batman y Robin? o ¿las onomatopeyas tebeisticas que ilustraban las peleas de los héroes con los esbirros de los villanos de turno? Sin olvidar a esa pleyade de estrellas de cine que dieron vida a los archienemigos del Caballero Oscuro (bueno vale, aquí no era nada oscuro).

Los sesenta en Estados Unidos fueron además los años del nacimiento de “Star Trek” de la mano de Gene Rodenberry y de todo el movimiento trekkie que aún perdura (salve Sheldon Cooper). Y también fueron los años en los que la sociedad norteamericana fue satirizada por dos familias “algo peculiares”: “Los Munsters” y “La familia Adams”. ¡Que recuerdos, de aquellas mañanas de sábado viendo “La bola de cristal” y conociendo a esa entrañable familia de monstruos que ¿lideraba? el entrañable Herman Munster!

También los sesenta fueron los años en los que “El Fugitivo” buscaba al asesino de su mujer, mientras Simon Templar alias “El Santo”, se dedicaba a desvalijar con estilo a los ricos y poderosos. Y si te iban más las historias de espías, en los sesenta vio la luz en Reino Unido “Danger Man”, serie protagonizada por Patrick McGoohan y antecedente no reconocido de “El Prisionero”; y en Estados Unidos triunfaba “El agente de CIPOL”, serie que ya hay oportunidad de visionar en DVD gracias a LLAMENTOL S.L., antes de que llegue a los cines la versión de Guy Ritchie.

“El Doctor” y sus múltiples encarnaciones, la inefable Emma Peel y el elegante John Steed, el “Número 6″ atrapado en La Villa, el capitán Kirk y el doctor Spock. Son sólo algunos ejemplos de personajes que no sólo se convirtieron en referentes en la década de los sesenta, sino que han trascendido la cultura popular, llegando hasta nuestro días, tan vivos como el primer día. Y todos están en “Los sesenta no pasan de moda”, una obra por y para seriefilos que sin duda os hará, primero disfrutar con su lectura, y segundo conocer una época, en la que la televisión dio un salto hacia delante para convertirse en algo más que la caja tonta.