“Revisitando los 80″, una forma de conocer la mejor televisión de nuestras vidas

revisitandolos80blogEn estos días de verano, en los que escasean las series que habitualmente sigues, suben las temperaturas y te da por buscar otras formas de ocupar tu mente, siempre es bueno y muy recomendable leer. Por eso os traigo a este espacio un libro, para todos aquellos nostálgicos de una televisión que marcó a una generación.

De la mano de Miguel Herrero, presentador de televisión y uno de los mayores expertos de la década de los ochenta en nuestro país, nos trasladamos a la década de “La bola de cristal” con “Revisitando los 80″ (263 pag, 18€), obra publicada por Diábolo Ediciones. Un libro que a los que formamos parte de una generación, cuya infancia y adolescencia se desarrolló en los ochenta, os traerá como a mí gratísimos recuerdos. Y para aquellos más jóvenes os servirá para conocer, una época en la que sólo había dos cadenas a nivel nacional. Una década en la que la forma de entender la televisión era totalmente diferente y que a muchos, al más puro estilo de la serie “Sigue soñando”, nos sirvió de aprendizaje.

La reseña de “Revisitando los 80″ no puede ser más esclarecedora de lo que nos vamos a encontrar en sus más de 200 páginas:

Si no te perdías las aventuras de Espinete cada tarde, sufriste la fiebre por el Naranjito y lloraste con la muerte de Chanquete . Si te pillaba con resaca la bruja Avería y su “La bola de cristal”. Si eres de los que se grababa en cintas VHS las aventuras del “coche fantástico” y “El equipo A”. Si te comprabas todos los vinilos de los artistas que desfilaban por “Tocata” y “Rockopop”. Si recuerdas la frustración del “ceropoint” de Remedios Amaya en Eurovisión y no paraste de reír con la empanadilla de “Encarna”. Si los sábados por la tarde te aterrorizaban los lagartos de “V” y coleccionabas las Tele Indiscretas. Si tu primera lección de anatomía te la dio Sabrina con su travieso pecho. Si te ibas a la cama porque te lo ordenaba Casimiro y tu noche preferida era la de los viernes, disfrutando del “Un, dos, tres” de Mayra”… este es tu libro. Prepárate a disfrutar de los programas, series y modas de la mejor década de todos los tiempos. ¡Vive los 80 a tope!

Centrándome en las series, que es la temática de este blog, durante los ochenta, España vivió un auténtico boom, gracias sobre todo a que como ya mencioné al principio sólo existían dos cadenas. Y era a través de Televisión Española y sus dos señales, donde los espectadores españoles podían seguir sus series favoritas. Nada que ver con la actualidad, en la que entre la TDT, los canales de pago e internet, tenemos múltiples opciones, a veces demasiadas, para seguir nuestras series.

Eran años en los que las tardes de sábado, los españoles veíamos como los Visitantes llegaban a la Tierra y descubríamos que no con buenas intenciones precisamente. “V” fue todo un fenómeno en nuestro país, no se hablaba de otra cosa y muchos tenemos grabada la imagen de Diana comiéndose una rata. ¿Quién de vosotros de aquella generación no coleccionó los cromos de Tele Indiscreta? “V” arrasó en audiencias allá por 1985, y se convirtió en una serie que trascendió la pequeña pantalla, con todo tipo de merchandising, novelas, cómics, “chucherías”, etc., algo impensable hoy en día.

Pero no fue “V” la única serie de la que disfrutamos durante los ochenta y que “Revisitando los 80″ nos trae del baúl de los recuerdos. En esa mágica década vimos como un coche hablaba y era capaz de realizar las proezas más increíbles; nos unimos a la lucha por la justicia del “Equipo A”; investigamos los casos más complicados junto a “Mike Hammer”, siempre acompañado de mujeres despampanantes; nos preguntamos ¿Quién mató a Jr.? y disfrutamos de las maquinaciones de Angela Channing, la mala más mala de la televisión; nos reímos con “Las chicas de oro” y “El show de Bill Cosby”. Y así podría seguir y no parar de hablar sobre lo que los ochenta nos ofrecieron y nos descubrieron, a aquellos que con el tiempo nos hemos convertido en fans de las series.

Gracias a “Revisitando los 80″ tenéis una oportunidad todos aquellos que sólo conocéis aquella década por lo que os cuentan los más mayores, sí, esos que os cuentan sus batallitas de una época en la que la televisión tenía una programación infantil con series a cual mejor y con programas que hoy en día ni se pueden imaginar, en una televisión dedicada al consumismo, la basura y la chabacanería más despreciable. Y todo ilustrado con portadas e imágenes de revistas como  TP, Tele Indiscreta, Supertele, Lecturas o El Jueves. No perdáis la oportunidad de conocer otra televisión, la mejor de nuestras vidas.