“Thor: The Dark World”: un mundo desaprovechado

thordark1

Tras una película de origen que se podría considerar aceptable para el dios del trueno, Marvel nos presentó su secuela, titulada ‘Thor: The Dark World’. La película inmediatamente anterior en el UCM a esta fue, para mí, la más decepcionante de todo el universo.

18 – TOP PELICULAS UCM

Así que Thor se encontraba en una situación complicada, ya que tenía que endulzar el amargo sabor de boca que dejó ‘Iron Man 3′ y, además, mejorar a su primera película, cosa no muy complicada. Pues bien, no cumplió ninguno de sus objetivos y dejó al Universo Cinematográfico de Marvel en jaque tras dos películas muy por debajo de las expectativas.

El film cumple el mismo patrón de la primera película de Thor, una pequeña presentación del villano de turno y una guerra en un reino ‘X’ del Yggdrasil, creando así una falsa ilusión de que vamos a poder ver la inmensidad de la mitología nórdica en Marvel. Esta vez los escogidos fueron Malekith como villano, un elfo oscuro cuya historia esta relacionada con una de las gemas del infinito, presentando así la gema de la realidad en el UCM. Por otra parte, el reino escogido para esta guerra inicial fue el Vanaheim, donde Thor luchó junto a Fandral, Volstragg y Sif. La escenificación de la mitología nórdica en el cine ha sido uno de los mayores desaciertos que le encuentro a toda la saga del dios del trueno. Aprovechan de forma nula el inmenso lore de Thor en los cómics, incluyendo de forma muy esporádica los reinos que componen el árbol de la vida y entregándonos una nimiedad de bestias y villanos en comparación a los que podríamos haber presenciado en la gran pantalla.

El eje por el que se mueve toda la película es el Éter, ya que Jane Foster, interés amoros de Thor, es absorbida por él y, por esta razón el príncipe asgardiano vuelve a bajar al Midgard tras los sucesos ocurridos en Nueva York, además, Malekith y su séquito también son despertados por la energía de este. Tras estos sucesos, nos encontramos con la segunda pelea de la película, siendo esta vez en Asgard y siendo la causa de esta la búsqueda del Éter por los elfos oscuros. A partir de aquí, puedo comentar los dos primeros problemas de esta película, vistos de forma muy asidua en el UCM. El villano y la muerte de los personajes. Primero, explican el origen de Malekith de la forma más básica posible, al inicio del film y con una retahíla de flashbacks, además, la razón de su maldad y su objetivo tampoco podía ser más básico, el ansía de poder y dominar. Conclusión, villano vacío. Segundo problema, es una realidad que, hasta hace relativamente poco, Marvel nunca se ha atrevido a ‘matar’ a personajes en sus películas, y si esto sucedía, el personaje sería alguien no muy importante o, por el contrario, volvería de alguna forma mística o ni si quiera habría muerto realmente. Pues bien, en esta película se ‘atreven’ a matar a la madre y madre adoptiva de Thor y Loki respectivamente, Frigga. Pero, siendo sinceros, pese a ser la madre del protagonista, no ha tenido ni la importancia ni el tiempo en pantalla suficiente como para que el espectador realmente le tome el cariño y cause el impacto emocional necesario.

thordark2

Tras los sucesos de Asgard, podemos presenciar uno de los pocos buenos momentos de la película y la vuelta del villano (antihéroe más tarde) más carismático, Loki. Tras haber estado encarcelado en Asgard por sus actos en el Midgard y tras unos buenos diálogos con Thor, Odín y Frigga estando ‘entre rejas’ (metafóricamente), el dios del engaño vuelve a estar en libertad para ayudar a su querido y odiado hermano. Loki, junto a Thor y Jane Foster, viajan al Svartalfheim, reino de los elfos oscuros. En uno de los tantos momentos memorables del príncipe del Jotunheim, traiciona, por enésima vez, a su hermano adoptivo. Tras un conflicto entre Malekith y Algrim contra Thor, Jane y Loki para conseguir el Éter, el cual acaba con la huida de Malekith junto al ansiado material y la ‘muerte’ de Loki tras una pelea con el vasallo élfico. Tras esto, nos encontramos con, posiblemente, la mejor escena de la película, Loki agonizando en los brazos de Thor y, finalmente, pereciendo. Poco duró el supuesto paso de este por el Helfheim o el Valhalla, dependiendo del punto de vista.

Acto seguido, comienza la clásica pelea final de toda película del género superheróico. Pasando por alto el que sea una pelea insípida, encuentro otro problema. Recordemos que la causa de toda esta guerra entre reinos ha sido por la gema de la realidad, pues bien, como su nombre indica, el poseedor de esta gema puede alterar la realidad a su gusto. Teniendo esta premisa, las opciones y las cantidad de posibilidades y escenarios que se podrían haber dado en esta pelea eran, literalmente, infinitos. Pero no fue el caso, se vio de forma muy básica el poder del Éter y tras unos minutos de batalla entre el héroe y el villano en diversos reinos y cumpliendo con el canon, Thor acabó doblegando a Malekith.

thordark3

Los minutos finales se desarrollaron en el reino de los dioses. Donde Odín le ofrece el trono a Thor que, en honor a su ‘difunto’ hermano, lo rechaza. Pues bien, la película no podía acabar de otra forma, Loki, aprovechando la visiblemente poca inteligencia de su hermano, lo engaña haciéndose pasar por su padre y consigue, tras una larga espera, su ansiado trono. Como dato, la gema presentada en esta película acaba en manos del coleccionista después de que Volstagg y Sif se la entregaran.

Como conclusión breve, ‘Thor: The Dark World’ repite fallos ya vistos en otras películas de este universo, como el del villano intrascendente con objetivo repetitivo, escasos momentos realmente emocionales, acción por debajo de las expectativas y poco provecho de un mundo tan extenso como es el de la mitología nórdica. Los mejores momentos de toda la película han sido protagonizados por el mismo que hizo también las mejores escenas en su antecesora, Loki, dejando así en mal lugar a su verdadero protagonista. Thor sufre un aparente estancamiento como personaje, ya que después de su primera película no observamos una evolución como superhéroe ni como persona. En conclusión, personaje y universo con un potencial enorme poco aprovechados y eclipsado por su némesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>