“Mi prima Rachel”: thriller de época que gracias a Rachel Weisz consigue atraparte

miprimarachelcriticaEl pasado Festival de Cine Europeo de Sevilla fue una experiencia bastante intensa en todos los sentidos y que me llevó a recorrer senderos hasta ahora inexplorados. Fueron días de mucho cine, de madrugones y noches sin dormir. Días donde había que asimilar mucho y poco tiempo para hacerlo. Entre mis críticas pendientes estaba “Mi prima Rachel”, film británico que se proyectó dentro de la sección “Selección EFA” y que el pasado sábado se estrenó en Movistar Estrenos. Nueva adaptación de la novela de Daphne du Marier que se convierte en una desasosegaste experiencia con la maravillosa Rachel Weisz de compañera de viaje.

Como ya he comentado, gracias al Festival de Sevilla, el cinéfilo puede acceder no sólo a los títulos que compiten en la Sección Oficial, sino que, gracias a sus diferentes secciones, puede visionar títulos que o no van a ser proyectados en salas o que se pueden ver meses antes de que se estrenen en los cines. Este fue el caso de “Mi prima Rachel”, un título que marqué en rojo dentro de la Selección EFA tanto por su argumento como por su actriz protagonista: Rachel Weisz.

Dirigida por Roger Michell, “Mi prima Rachel” nos cuenta la historia del joven Philip quien, de niño tras morir sus padres es acogido por su primo Ambrose, un rico terrateniente. Este se convierte a la vez en su padre, hermano y amigo, viviendo ambos alejados de cualquier contacto femenino. Cuando Philip llega a la edad adulta ve como Ambrose cae enfermo y decide marchar a Italia (a un clima más benigno) para curarse. Pasado el tiempo y a través de diversas cartas, sabemos que su primo ha conocido a una mujer (inglesa como él y prima lejana) de la que se ha enamorado y con la que termina casándose. En este momento el joven Philip ve como su futuro está en peligro, ya que por un lado se verá privado de la compañía de su idolatrado tutor y por otro, verá peligrar su herencia si el matrimonio tuviera hijos. Sin embargo, pasado un año el tono de las cartas va cambiando y parecen estar escritas por alguien perturbado (o tal vez no) que teme que su esposa acabe con su vida. Decidido a conocer la verdad y proteger a su primo, Philip viaja a Italia para encontrarse con que Ambrose finalmente ha fallecido y su prima Rachel ha desaparecido con las pertenencias de su marido. Tenemos entonces la sospecha de una muerte aparentemente no natural, la sospechosa huida de su esposa (un personaje desconocido y turbio), el miedo de Philip a perder su herencia que se mezclan con un odio irracional a la mujer y un desconocimiento del género femenino. Todo ello aparentemente nos prepara un coctel explosivo con ciertos altibajos.

Contada desde el punto de vista del protagonista, un joven y exagerado Sam Clafin (quizá lo peor de la película), “Mi prima Rachel” se queda en muchos momentos lastrada por el personaje protagonista que termina por exasperarnos en multitud de ocasiones y cuya falta de química con su ¿antagonista? hacen que se pierdan momentos por un lado de pasión y por otro de tensión. Frente a él, una maravillosa Rachel Weisz (cuya aparición en cada escena se convierte en una experiencia subyugante) y la imponente presencia de Ian Glenn (Juego de Tronos). Lo que tendría que haber sido un thriller decimonónico al más puro estilo de Wilkie Collins, pierde fuelle en algunos momentos. Sobre todo porque el protagonista no termina de transmitir la división interna que acosa a su personaje. Y aunque el guion si tiene momentos en los que terminas dudando de las intenciones de Rachel, al final te quedas con la sensación que este no ha sido capaz de transmitirte la desazón del protagonista. Como adaptación literaria que es, a veces es complicado hacer que el espectador vea lo mismo que el narrador que a su vez es el protagonista. Pero como digo, es difícil que no imposible. Y en mi opinión “Mi prima Rachel” se queda a medio camino de conseguirlo.

miprimarachel2criticaSin embargo, el conjunto (aunque no es redondo), se salva (además de por la presencia de Rachel Weisz) gracias al excelente trabajo de diseño de producción, vestuario y fotografía. Un trio de ases que crean la atmósfera perfecta para que dudes en todo momento de cual es la verdad. Con unos paisajes que forman parte de la historia y que acompañan a los protagonistas a lo largo de la película. Un paisaje en el que la presencia del mar se hace notar frente a los extensos prados que rodean las tierras de Cornwall. Con los contrastes de los cambios estacionales, del frío invierno al estallido primaveral formando parte este de la trama a la vez que la prematura oscuridad británica, que contribuye al ambiente opresivo, casi gótico en el que se mueven los protagonistas. Una oscuridad en la que a la luz de las velas se forman sombras monstruosas como en la mente del protagonista.

A pesar de la excelente ambientación que, si contribuye a que como espectador te introduzcas en la historia, “Mi prima Rachel” no termina siendo una película redonda. Ya sea porque su protagonista no termina de convencer con su falta de química con Rachel Weisz, ya sea por una dirección que relaja el pulso en determinados momentos sin arriesgar cuando debía. Sin embargo, a pesar de esto la puesta en escena es tan ambigua como debe ser, haciéndonos dudar en todo momento sobre quién conspiraba (si es que había alguien) realmente contra la salud y la cordura de Philip. Así que cuando llegas al final, la película consigue su propósito. ¿Estas seguro de la historia que has visto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>