“Molly’s Game”: la perdición del juego

Molly's GameEl reputado guionista y ganador de un Oscar (Moneyball, 2011), Aaron Sorkin, da el salto a la dirección con la adaptación cinematográfica del libro homónimo Molly’s Game de Molly Bloom. Una arriesgada y provocativa historia real protagonizada por Jessica Chastain e Idris Elba con la que ha recibido dos nominaciones a los Globos de Oro: Mejor actriz dramática y Mejor guión.

El ahora también cineasta moldea coherentemente en pantalla el sonado relato de la conocida como “princesa del póquer” a partir de las vivencias explicadas en su libro autobiográfico. Durante casi una década, la joven Bloom estuvo al cargo de lo que se supone era una de las redes de partidas de póquer más exclusivas del mundo. Aunque en el film se utilizan nombres falsos, es posible reconocer algunos de los influyentes y ricos clientes que asistían a las timbas en el libreto original. Todos ellos, grandes nombres (y todo hombres también) de Hollywood, Wall Street, Sillicon Valley, el deporte e incluso la mafia. La participación de varios capos en las veladas de Molly, llevó al FBI a desmantelarle el negocio e incluso fue arrestada y enjuiciada por la presunta relación con dichos criminales.

Desde su detención y mediante el trato con su abogado en la preparación de la defensa, Sorkin hilvana el pasado de Bloom a través de continuos flashbacks a su juventud y a las lujosas partidas de cartas sin devaneos. Una trama que se complica a medida que Molly disminuye la meticulosidad en su trabajo, perdiendo poco a poco el control del negocio. Así que Molly’s Game se juega en tres escenarios: la pista de esquí (por su pasado deportivo de élite), las mesas de apuestas y el juzgado o despacho de su letrado. Aunque saltándose alguna mano se hubiese aligerado un poco el relato y la duración, tampoco resultan fatigosos los 130 minutos de metraje.

Molly's GameLa experiencia de Sorkin se manifiesta en un ritmo y estilo impropios de una opera prima, y es que el bagaje del neoyorquino es formidable: Steve Jobs, The Newsroom, La red social, El ala oeste de la Casa Blanca o Algunos hombres buenos. Además, en Molly’s Game también imprime su personalidad presentándonos un thriller irreverentemente correcto, redondo, con final agridulce y con moraleja. Y todo ello con una dirección efectiva y un montaje ágil que recuerda al de La gran estafa americana de David O. Russell o La gran apuesta de Adam McKay. A todo esto, el otro cincuenta por ciento del éxito de la película se debe a la pletórica interpretación y presencia en escena de Jessica Chastain. La actriz californiana (El caso Sloane, Interstellar o La noche más oscura) es en sí misma esencial para el desarrollo del film consagrándose como una de las actrices actuales más portentosas y seductoras de Hollywood. Además, viene arropada por los experimentados Idris Elba, Kevin Costner, Michael Cera y Jeremy Strong.

Por otro lado, Molly’s Game también muestra la cara oculta de los, siempre pintados como emocionantes, juegos de apuestas en los que famosos y ricos descargan su vanidad (y dinero) como viles mortales. Un mundo de opulencia, egos y ludópatas que se entrecruza con esa otra realidad (aunque oculta) de lo ilícito. Esfera copada por hombres blancos y de mediana edad, cúspide del capitalismo, donde una mujer es la que organiza y prepara toda la escenografía. Al mismo tiempo, el film ofrece el retrato de un personaje femenino con fuertes convicciones en búsqueda de la integridad personal.Molly's GameNo hace falta tener idea alguna de póquer para disfrutar de Molly’s Game, una espiral viciosa de juego que acaba por hacer caer el gran castillo de naipes de la afanosa y competitiva Bloom. Una película que eOne Films estrena el viernes 5 de enero en los mejores cines y en la que los protagonistas hablan mucho porque así lo desea el director.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>