SEFF 17 | “Oro”, un buen espectáculo que se queda sólo en bronce

oroseff17critica2En el Festival de Sevilla hay hueco para todo. Y entre el mucho cine que se ha podido ver estos días hoy os quiero hablar de “Oro”, la nueva película de Agustín Diaz Yanes tras ocho años de “descanso”, en la que vuelve a colaborar con Arturo Pérez Reverte tras la experiencia de “Alatriste”. Aquella película fue, al menos para el suscribe, una gran decepción. Ahora, pasados 10 años de aquello, su nueva película, aunque sin ser redonda es un fiel reflejo (aunque con matices) de lo que se vivió durante la conquista de América.

Nuestra historia es rica y variada. Durante siglos, este país nuestro fue un imperio con pies de barro. Y esta historia que a veces nos avergüenza merece ser contada. Tanto para aprender de nuestros errores, como para conocer nuestras glorias pasadas. Algo que ha hecho de forma magistral durante tres temporadas “El Ministerio del Tiempo”. De una forma didáctica si, pero también ahondando en la historia de los olvidados y dándonos a conocer personajes y hechos históricos desconocidos para el gran público. Sin embargo en el cine, la apuesta por contar nuestra historia es y ha sido vacilante y errática. Centrándonos mucho (sin que eso sea malo que conste) en la Guerra Civil y dejando de lado otros hechos y eventos que hemos dejado en manos de otros para ser contados. En esto envidio a nuestros vecinos franceses o a los ingleses que son conscientes que el cine y la televisión no sólo es espectáculo sino que es cultura. Por eso y a pesar de sus luces y de sus sombras se agradece que se estrenen películas como “Oro” que cuenta un momento que no es de los mas brillantes de nuestra historia.

“Oro” nos traslada al siglo XVI, durante el reinado del emperador Carlos V y está basada en un relato inédito de Perez Reverte que relata las aventuras de una expedición formada por treinta hombres y dos mujeres que parten en busca de la mítica ciudad de Tezutlan, de la que se cuenta tiene los tejados hechos de oro. Muchos son soldados viejos con experiencia en muchas guerras que la Corona española lleva librando durante décadas, otros son hombres que han partido de España en busca de fama y fortuna, huyendo de la miseria que aquí tenían. Y en su camino, harán todo por conseguirlo. Sufriendo penurias y mostrándonos la extrema crueldad de la que el hombre es capaz de mostrar.

La historia, como veis se inspira en otras dos expediciones documentadas llevadas a cabo por Lope de Aguirre y Núñez de Balboa en esos años. Y en palabras del propio Reverte, su relato se basa en las crónicas de la época y que muestra el retrato robot del conquistador de forma realista. Y es ese realismo (al menos físico) es el que se desprende a lo largo de todo el metraje de “Oro”. Un realismo (como digo físico) que traspasa la pantalla, en un film de atmosfera asfixiante, donde la propia selva participa como un personaje más en la trama y que lleva al extremo el valor y los miedos de los expedicionarios. Si hago hincapié en el realismo físico es porque, en el debe del film está (si se presume de haberse basado en las crónicas de los conquistadores) el uso del lenguaje. Entiendo que ver una película de algo más de hora y media con los personajes hablando en castellano del siglo XVI se podía hacer farragoso. Pero no hay duda que en este punto el film pierde esa presunción que se ha tenido por parte de sus responsables, de acercarnos la historia menos conocida de la Conquista de América. A esto además la presencia de actores como Anna del Castillo o Juanjo Ballesta no ayudan a meterte en situación.

En cambio, si en la adaptación de “Alatriste” el guion no había por dónde cogerlo en el caso de “Oro” la historia (en cuanto a ritmo) está bien trazada sin darnos apenas respiro, con el constante avance de la expedición que se enfrenta no sólo a los peligros de la fauna local, sino a los ataques de las diferentes tribus indígenas y a los enfrentamientos entre sus propias filas. Provocados estos por la codicia, pero también por las diferencias regionales, en este caso entre vascos y andaluces, y por la presencia de la mujer del capitán de la expedición, la siempre estupenda Barbara Lennie (aunque su papel sea el que es). La historia esta trufada de violencia, de muertes sangrientas, de pasión, de lujuria, de celos y fanatismo religioso. Pero también está llena de camaradería, de amistad y de hasta algún momento para sonreír (los menos está claro).

En general, “Oro” es un buen espectáculo que cumple su función de entretener con una buena dosis de violencia aunque en cierto modo se queda corta a la hora de ofrecernos una visión completamente realista de los conquistadores. Quizá no ayuda como ya he comentado el uso de lenguaje coloquial actual, ni tampoco la sobreactuación de Oscar Faenada (el malo malísimo de función) frente a la contención de un gran José Coronado. Visualmente es una delicia como lo era su momento “Alatriste” y además cuenta con un excelente diseño de producción, cosa que se agradece en estas producciones de época. Y aunque es cierto que ”Oro” cumple como buen espectáculo de aventuras, sinceramente podría haber dado mucho más de si perdiendo puntos en el análisis global si rascamos en la superficie.

De todos modos si le queréis dar una oportunidad, tras su paso por el SEFF “Oro” se estrena en los cines de toda España, a partir de este viernes 10 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>